Nuevo registro en Vigo con dinero y documentación requisada por la investigación del narcosubmarino

ECO de la Guardia Civil registró, con la ayuda de la Policía Nacional y Vigilancia Aduanera, una vivienda relacionada con una de sus detenciones de ayer

Uno de los agentes que participó en el registro de hoy en el exterior de la vivienda de Vigo
Uno de los agentes que participó en el registro de hoy en el exterior de la vivienda de Vigo

Redacción

Agentes de ECO Galicia de la Guardia Civil practicaron un nuevo registro en la mañana de hoy en el marco de la investigación por el decomiso de 3.000 kilos de cocaína en el interior del semisumergible interceptado en Cangas. Vigo volvió a ser el escenario, concretamente la tercera Travesia de Guixar. Allí se inspeccionó, con la presencia de Policía Nacional y Vigilancia Aduanera, una vivienda relacionada con uno de los detenidos ayer por agentes de ECO. No ha trascendido nada más que la intervención de una cantidad sin concretar de dinero y documentación que será analizada. Lo que sí se confirmaría es que los tres últimos detenidos están afincados entre O Morrazo y Bueu, de ahí que se dijese, desde la locación del narcosubmarino, que el tercer tripulante fugado y sus compinches conocían bien la ría de Aldán.

A mayores, las fuerzas de seguridad detuvieron este viernes al tripulante español que había huido del narcosubmarino interceptado el pasado sábado a escasas millas de la parroquia de Hío, en Cangas, y que portaba más de 3.000 kilos de cocaína repartidos en 152 fardos. La detención se ha producido en Vigo, según distintas fuentes. Llevaba una semana huido desde que los tres miembros saltaron de la embarcación. Durante los últimos días se habían realizado numerosas inspecciones en carreteras por toda la zona sur de Galicia.

Este tercer tripulante del submarino es Agustín Álvarez Martínez, al que detuvo el Greco de la Policía Nacional junto a Vigilancia Aduanera en Vigo y es gallego, según confirman las fuentes consultadas.

Además de este individuo, fue también detenida una segunda persona. En su caso fue arrestada en O Morrazo. Se trata del encargado de dar cobertura a los tripulantes del submarino cuando descargaran la droga y trasladarlos en un coche a un lugar seguro. De hecho, los agentes sospechan que estaba dentro de un vehículo aguardando la llegada del narcosubmarino. Según datos de la investigación, se trata de Rodrigo Hermida, que esperaba en el transporte para ayudar en la descarga y fue arrestado por la Guardia Civil. A Hermida, también gallego, ya se le investigó en el pasado, pero quedó en nada. Ninguno cuenta con antecedentes previos.

Diferentes fuentes de la investigación han precisado que el arresto se ha producido en el marco de una operación que sigue abierta y en la que se prevén más detenciones.

Ya por la noche, en Vigo, la Guardia Civil arrestó a una tercera persona y realizó registros en la misma ciudad. El operativo, hasta el momento, se salda con cinco detenidos, cuatro de la Guardia Civil (dos del grupo ECO y los otros dos por patrullas) y un quinto, el tercer tripulante, que fue arrestado por Greco Galicia con la ayuda de Vigilancia Aduanera, también en Vigo. No son ni los dueños ni los destinatarios reales del alijo y de sus ganancias millonarias.

Los dos tripulantes ecuatorianos arrestados el primer día ingresaron en prisión tras pasar a disposición judicial en Cangas esta semana. Los tres, según la investigación, estuvieron juntos durante los 25 días que duró la travesía por el Atlántico. Los ecuatorianos fueron detenidos en la playa tras saltar al agua a 80 metros de la orilla.

Los 3.000 kilos del narcosubmarino eran para una organización de Arousa

JAVIER ROMERO / Xoán Carlos Gil

La Guardia Civil sabía del envío de esta gran partida de coca desde hace un mes

La Guardia Civil sabe, hace un mes, que una gran partida de cocaína llegaría a Galicia en poco tiempo. Inicialmente se habló de una embarcación, sin más. El formato empezó a mutar a semisumergible, con la ayuda de Udyco Pontevedra, a medida que se acercaba a las Rías Baixas con unos 3.000 kilos de polvo blanco repartidos en 152 fardos. Aunque habitualmente pesan unos 30 kilos, según lo visto en la primera inspección ocular estos estarían entre 20 y 25. A la espera de saber si absorbieron agua de mar que puedan elevar su peso real. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Nuevo registro en Vigo con dinero y documentación requisada por la investigación del narcosubmarino