El PSdeG solo retirará la moción de censura en Mugardos si EU releva a la alcaldesa

Está dispuestos a facilitar que Esquerda Unida conserve el bastón de mando, pero ven innegociable la caída de Pilar Díaz


Santiago / La Voz

El PSdeG-PSOE le ha dado una vuelta de tuerca más a la moción de censura registrada junto al PP en Mugardos para desbancar a la alcaldesa de Esquerda Unida (EU), Pilar Díaz, después de que esta dinamitara el pacto de gobierno con los socialistas al retirarle las competencias a su primer teniente de alcalde, José Ángel Martínez. Ofrecen una salida, pero a la regidora le costaría el puesto.

La agrupación socialista local mostró su disposición a permitir que EU conserve el bastón de mando en el Concello, e incluso a participar en la gobernabilidad mediante un acuerdo, pero ponen una condición sobre la mesa: la renuncia de Pilar Díaz, lo que le daría capacidad a Esquerda Unida de decidir el nombre del nuevo alcalde o alcaldesa.

El PSOE mugardés ya hizo llegar su propuesta a los órganos de dirección del partido, que no ven con buenos ojos el participar en una operación que le pueda dar la alcaldía al PP, aunque empatizan con las razones que movieron al grupo municipal a tomar su decisión.

Y es que, para los socialistas de Mugardos, ya no es posible dialogar o cerrar acuerdo alguno con Pilar Díaz, cuyas maneras «arbitrarias e caprichosas», dicen sus detractores, son conocidas por todos los grupos políticas. Díaz lleva veinte años siendo concejala en Mugardos y protagonizó un historial lleno de vaivenes. En el 2011, firmó un acuerdo para darle la alcaldía al PP, aunque se desmarcó del mismo días antes de la investidura. En el 2016 accede a la alcaldía mediante una moción de censura apoyada por el BNG y los independientes de ICM, a los que acabó expulsando de su gobierno. Los votos del PSdeG fueron decisivos para darle nuevamente la alcaldía el pasado mayo, pues de lo contrario el regidor sería Juan Domingo de Deus (PP), candidato de la lista más votada. Pero tras su investidura, denuncian los socialistas, Pilar Díaz ya les advirtió que no cumpliría lo pactado y que no aceptaría el reparto de competencias.

Pilar Díaz ha dejado de ser confiable para un PSdeG que ahora está decidido a tomar represalias, pero ofreciéndole a Esquerda Unida la oportunidad de conservar la alcaldía si apuesta por otra persona. En lo que a Díaz compete, tiene los días contados como alcaldesa. Los socialistas mugardeses están decididos a respaldar la moción de censura registrada junto al PP hasta las últimas consecuencias, aun a riesgo de ser expedientados o expulsados del partido.

Es un gesto de «dignidade», arguyen, que ni siquiera reportaría beneficios políticos para el PSdeG, pues no participaría del futuro gobierno. Ahora bien, no están dispuesto a dejar que siga gobernando un día más una alcaldesa a la que se refeire como «déposta» y que —recuerdan— tiene en su contra una condena por impedir que dos trabajadores municipales pudieran participar en la huelga feminista del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Comisiones Obreras la denunció y ganó la causa. Pero Esquerda Unida, el partido hermano del sindicato, hizo oídos sordos y mantuvo su apoyo a la alcaldesa.

Una veintena de concellos registraron cambios de gobierno en apenas seis meses

Domingos Sampedro
Repetición de elecciones el pasado día 17 en una mesa en Burela, única corporación que sigue sin renovarse
Repetición de elecciones el pasado día 17 en una mesa en Burela, única corporación que sigue sin renovarse

Desde las municipales, media docena de pactos han saltado por los aires, todos en la izquierda

Este martes se cumplen seis meses desde la celebración de las municipales que agitaron el tablero político gallego. Las elecciones que desalojaron al PP y a las mareas de los gobiernos de las ciudades y que contribuyeron a fragmentar más las corporaciones locales y a dificultar la formación de gobierno.

Burela es el único de los 313 concellos que todavía no pudo ser renovado debido a que hubo que repetir los comicios por la anulación del escrutinio en una de las mesas (podría ser el primer sábado de diciembre). Todos los demás ya echaron a andar, pero en ese escaso tiempo, una veintena de ayuntamientos ya han registraron cambios, debido casi siempre a la ruptura de los pactos de gobierno y la falta de entendimiento entre las fuerzas progresistas. Aunque en otros casos los cambios se produjeron para dotar de mayor estabilidad a los ejecutivos locales.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El PSdeG solo retirará la moción de censura en Mugardos si EU releva a la alcaldesa