Los marineros intentan salvar las rías con sus propias manos de la marea negra del Prestige

La amenaza es ya una realidad que se ha convertido en la mayor catástrofe económica, ecológica y social en la historia de Galicia

El desplazamiento hacia el sur de la marea negra del Prestige ha situado a Galicia en una situación dramática. La Xunta se ha visto obligada a extender la prohibición de pescar y mariscar hasta A Guardia (antes la veda finalizaba en Ribeira) con lo que toda la fachada atlántica de la comunidad, desde Cedeira hasta la desembocadura del Miño, está afectada por esta catástrofe.

El Estado tendrá que dar cobertura a más de 30.000 personas Las manchas penetraron ayer en la ría de Arousa y en la de Pontevedra y se ubicaron a las puertas de la de Vigo, muy próximas a las islas Cíes. La amenaza es ya una realidad que se ha convertido en la mayor catástrofe económica, ecológica y social en la historia de Galicia. Hasta ayer, unos 7.000 armadores, marineros y mariscadores recibían las ayudas de la Administración central y autonómica. Sólo el cierre en la ría de Arousa supondrá extender estos subsidios a más de 17.500 familias que viven directamente del mar. La cifra se incrementa con otros 2.100 productores de la ría de Pontevedra y unas 3.500 personas de las zonas de Vigo y O Morrazo. En total, el Estado tendrá que dar cobertura a más de 30.000 personas. El impacto económico será exponencialmente mayor, pues la paralización de estas actividades afectará al comercio, servicios, turismo...

Dos marineros arousanos a bordo de una pequeña lancha arrancan del mar una masa de fuel sólido en la bocana de la ría
Dos marineros arousanos a bordo de una pequeña lancha arrancan del mar una masa de fuel sólido en la bocana de la ría

Entre extremos

La medida adoptada por la Consellería de Pesca, anunciada pasadas las diez de la noche, no fue más que el desenlace de un día tenso, en el que la tragedia del Prestige se movió entre dos extremos: lo ejemplar y lo desesperante. Lo primero por la actitud de cientos de mejilloneros, pescadores y mariscadores de Arousa, que se lanzaron en barcos y lanchas a la bocana de la ría para limpiar hasta con sus propias manos las manchas. Lo segundo, por la falta de medios. Una carencia sangrante que exasperó los ánimos de estos productores y que culminó con el enfrentamiento físico de varios bateeiros con el presidente de la Diputación de A Coruña y alcalde de Ribeira, José Luis Torres Colomer, y el alcalde de Boiro, Jesús Alonso. El incidente surgió por la falta de medios materiales para descargar en el muelle de Aguiño el fuel que unos 50 barcos mejilloneros recogieron en las proximidades de la isla de Sálvora. Los buques estuvieron parados durante más de dos horas. La imagen era dramática. Algunos bateeiros lloraron incluso de rabia ante la impotencia. La improvisación era, en ese momento, la dueña de la situación.

«Los buques estuvieron parados durante más de dos horas. La imagen era dramática. Algunos bateeiros lloraron incluso de rabia ante la impotencia»

Utensilios variados

Los concellos de Ribeira y Boiro y los propios productores consiguieron algunos contenedores y, dos horas más tarde, los barcos regresaron a la bocana de la ría, dejando en Aguiño los depósitos que ya habían llenado de fuel. A media tarde, construyeron una piscina con arena y plásticos en el puerto para poder vaciar más cantidad de hidrocarburos. Entre O Grove y Aguiño trabajaron a lo largo del día 150 embarcaciones de mejilloneros y unas 220 lanchas. Trueles, plásticos, espumaderas gigantes y hasta las manos de los propios marineros se utilizaron para recoger el fuel del agua. En total, este operativo recogió del mar más de 1.500 toneladas de chapapote. A costa, eso sí, de jugarse el tipo en un mar picado con un oleaje considerable y de arriesgar al máximo. Una planeadora tuvo que ser asistida por un barco mejillonero debido a que estuvo a punto de hundirse por cargar demasiado fuel. 

Las mareas contribuirán a meter el fuel dentro de las rías La respuesta social que ayer se vivió en la ría de Arousa se extenderá hoy a las de Pontevedra y Vigo, donde varias cofradías y asociaciones han manifestado ya su intención de salir a las bocanas para contrarrestar las manchas. La papeleta no será fácil. Según el Instituto Hidrográfico luso, las mareas contribuirán a meter el fuel dentro de las rías. Portugal asegura que cientos de vertidos están diseminados entre la zona de Fisterra y las Cíes. El chapapote ha impactado ya en otros enclaves emblemáticos como las islas de Ons y Sálvora.

Más toneladas

El ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, al igual que su homólogo en Galicia, Carlos del Álamo, dejaron entrever ayer que la cantidad de toneladas vertidas por el Prestige en la costa gallega supera las 20.000 anunciadas inicialmente. Técnicos consultados indicaron que el total del derrame supera con mucho esta cifra. Del Álamo salió también al paso de la patente falta de medios en los puertos y confirmó que hoy se repartirán entre las dársenas de las Rías Baixas afectadas unos 125 contenedores de gran capacidad cedidos por Sogama.

Mejilloneros insultan y golpean al presidente de la Diputación coruñesa

La desesperación e impotencia que inundó ayer los puertos de la ría de Arousa tuvo dos víctimas: el presidente de la Diputación de A Coruña, José Luis Torres Colomer, y el alcalde de Boiro, Jesús Alonso. Los dos políticos tuvieron que salir a mediodía del puerto de Aguiño escoltados por la Guardia Civil después de ser insultados y agredidos por grupos de mejilloneros. Y es que los ánimos estaban muy caldeados después de que, pasadas las once de la mañana, medio centenar de barcos cargados de fuel hasta los topes no encontraran depósitos donde verterlo. Muchos de los presentes se hallaban en el mar desde las primeras luces del día y estaban manchados de chapapote hasta el tuétano. A eso del mediodía, hicieron acto de presencia en la rada el presidente de la Diputación y el alcalde de Boiro. «Viñeron de paseo», se oyó gritar a uno de los indignados mejilloneros. «Veñen a oler fuel», remató otro. Un agente de la Policía Local intentó calmar a los exaltados.

«Viñeron de paseo», «Veñen a oler fuel»

Toma «jalipote» Minutos después, uno de los mejilloneros se hizo con una ropa de agua bañada en el denso chapapote y, tras salir a la carrera, la arrojó sobre el presidente de la Diputación al grito de «toma jalipote». De nada sirvió que un nervioso Torres Colomer intentara calmar los ánimos diciendo que estaban a punto de llegar camiones al puerto. Otro de los exaltados productores intentó agredir al alcalde de Boiro, el empresario Jesús Alonso, que tuvo que defenderse a duras penas con la ayuda de su paraguas. «La gente está un poco desesperada», confesó el presidente de la Diputación a un micrófono de una cadena de televisión cuyo periodista le acababa de preguntar por lo sucedido. Las imágenes recorrieron enseguida las principales televisiones europeas. El segundo canal de la televisión pública francesa abrió con ellas su informativo nocturno.

Galletas de más de mil metros cuadrados rozaban ayer las islas Cíes

Las manchas más cercanas se encontraban a menos de dos kilómetros de las Cíes
Las manchas más cercanas se encontraban a menos de dos kilómetros de las Cíes

Si las condiciones de viento y mar no han variado durante esta noche, los acantilados de Cíes amanecerán hoy impregnados de veneno negro. Jamás un Parque Nacional tuvo semejante inauguración. A 1.866 metros al noroeste de la isla norte de Cíes se encontraba ayer por la tarde la mancha compacta de fuel más cercana localizada por este diario. No era la única. A bordo del pesquero Alba María I varios medios de comunicación y los concejales de Medio Ambiente y Sanidade del Concello de Vigo comprobaron in situ la marea negra. El fuel había avanzado mucho más de lo que reflejaba dos horas más tarde la Xunta en su página web. Miles de manchas de unos cuatro por cuatro centímetros invadían toda la bocana norte de la ría de Vigo. En medio de un olor nauseabundo, se divisaban dos grandes buques anticontaminación a unas quince millas al oeste de Cíes. Detrás de las islas, faenaban decenas de pequeños pesqueros. Trabajaban a poca distancia de varias manchas del tamaño de una piscina olímpica. Tres millas al suroeste se divisaban manchas de más de mil metros cuadrados y un grosor de treinta centímetros. A su llegada, los dos concejales mostraron su indignación por la falta de información. El Concello de Vigo supo que el fuel estaba a punto de entrar en la ría a través de los pescadores. Las autoridades autonómicas y estatales no advirtieron de la situación.

Arousa pelea con las manos desnudas

Serxio Gónzalez

Pescadores, mariscadores y mejilloneros toman la iniciativa ante la falta de medios y de una respuesta coordinada desde las diferentes administracion

Nadie se prestó a una fotografía demagógica, ayer, en la boca de Arousa. Cuando el fuel por fin apareció, haciendo buenos los peores presagios y echando por tierra los analgésicos discursos oficiales, mantenidos contra viento y marea hasta el último momento, entonces sólo un puñado de mariscadores y pescadores le estaban esperando. Ninguna ocasión mejor para arrimar el hombro en la tarea titánica, casi imposible, que quedaba por delante: frenar la destrucción de la primera reserva marina de Galicia. Pero no. Sola, como siempre, organizándose por su cuenta y riesgo, recogiendo la muerte negra con uñas y dientes, la gente del mar hizo su trabajo lejos de los despachos de Santiago y Madrid. La mañana empezó mal. Las noticias volaban entre las emisoras de las pequeñas embarcaciones, repartidas en dos frentes, al norte y al sur de Sálvora, la isla que cierra la ría. La principal mancha enfilaba el rumbo de Bueu y apuntaba hacia Vigo y las Cíes. Pero una multitud de pequeñas extensiones de fuel, apenas puñados en algunos casos, hasta cinco y seis metros de pestilente hidrocarburo en otros, se colaban en el canal de navegación.

Seguir leyendo

Diseño interactivo: Gladys Vázquez / María Pedreda

SIGUE CÓMO CONTÓ CADA DÍA LA VOZ LA CRISIS DEL PRESTIGE

Con tu suscripción puedes acceder a todas las noticias publicadas en La Voz de Galicia, desde 1882 hasta hoy, buscando por palabra clave

ENCUENTRA TUS RAÍCES

Busca entre comillas el nombre de alguno de tus familiares o el de tu pueblo para ver todo lo publicado

Busca a tus familiares

Busca entre comillas el nombre y apellidos de tu familiar para descubrirlo

¿QUE PASÓ EL DÍA EN QUE NACISTE?

Encuentra el ejemplar de La Voz que se publicó el día de tu nacimiento

Votación
2 votos
Comentarios

Los marineros intentan salvar las rías con sus propias manos de la marea negra del Prestige