Aplazado el juicio al conductor de 91 años que atropelló mortalmente a un pelotón de ciclistas

Ha tenido que suspenderse la vista prevista para este lunes al estar hospitalizado el acusado

;
Así recuerda el siniestro uno de los ciclistas atropellados Luis Testera es uno de los ciclistas que fue arrollado por un octogenario en marzo del 2016

pontevedra

El juicio contra un conductor octogenario que en marzo del 2016 arrolló a un pelotón de ciclistas en A Guarda, dos de cuyos componentes fallecieron a consecuencia de las lesiones sufridas, ha sido aplazado hasta el próximo 19 de diciembre por estar el acusado ingresado en un hospital.

Así lo ha aclarado su abogado, Carlos Borrás, que ha hablado con los medios tras suspenderse la vista oral prevista para este lunes. La defensa de Manuel B. A. L. explicó que su cliente tuvo que ingresar de urgencia este domingo en un centro hospitalario por «una dolencia física» que no sabe si «va a durar o no». De hecho, el letrado no ha podido asegurar si el hombre, que a día de hoy tiene 91 años, estará en disposición de acudir a juicio en diciembre. «No lo puedo garantizar», apuntó Borrás, aunque dijo esperar que su cliente esté disponible para la vista judicial en la nueva fecha fijada.

;
El abogado del anciano que atropelló a los ciclistas de Oia explica por qué se suspendió el juicio Carlos Borrás ejerce la defensa de Manuel B. A. L.

Tras la reunión de las partes, la magistrada ha fijado para el 19 de diciembre a las 10 horas la nueva fecha del juicio y ha confirmado la renuncia a 8 testigos, entre ellos un Policía Local.

El acusado, un hombre que el pasado mes de febrero cumplió 91 años, se enfrenta a dos delitos de homicidio y 7 de lesiones por imprudencia grave por lo que el Ministerio Público solicita para él una pena de 4 años de prisión, la máxima permitida.

Los hechos que estaba previsto que se juzgaran esta mañana en el Juzgado de lo Penal número 3 de Pontevedra ocurrieron en la mañana del 12 de marzo de 2006 en la PO-552, muy cerca de A Guarda. Según recoge el fiscal en su escrito el accidente se produjo en una recta con excelentes condiciones para la conducción cuando se encontró con un grupo de 14 ciclitas que circulaban "correctamente en columna de a dos y en su misma dirección". Apunta a que las causas del siniestro, en el que dos ciclistas del pelotón perdieron la vida, se debió a la "forma distraida y sin prestar la obligada atención" del acusado, M.B.A.L., que en el momento del suceso contaba con 87 años de edad. Apunta el escrito que también sobrepasó la velocidad permitida, por lo que arremetió "violentamente contra el citado grupo sin realizar ninguna maniobra evasiva de frenado o de cambio de dirección y arrolló a 12 ciclistas.

Para Vicente Guzmán, abogado de la Asociación de Cicistas Galego, Asciga, estas circunstancias fueron claves para que se personaran como acusación popular. "Queremos que se ponga coto a la problemática que se da en el ámbito de los ciclistas con el hecho de que personas de edad avanzada manejen un vehículo. No tenemos nada en contra pero queremos que se puedan acreditar", apuntó antes de entrar en sala.

La responsabilidad civil derivada del delito ha sido ya resuelta, según explicó el abogado del acusado, Carlos Borrás, quien confirmó que las familias de las dos víctimas mortales han percibido 437.337 euros en un caso y 254.714 euros en el otro. En el resto de los casos las indemnizaciones percibidas, y que en varios casos llevaron a los ciclistas afectados a renunciar a la vía penal, oscinaron entre los 92.424 euros y los 1.241 en función de las secuelas del accidente.

Carlos Borrás confirmó también que resta por resolver a la indemnización al mayor perjudicado por el accidente, para quien el Ministerio Público pide una cantidad que se acerca al 1,5 millones de euros.

La Fiscalía pide para Manuel B. A. L., que en el momento de los hechos tenía 87 años, cuatro años de cárcel por dos delitos de homicidio por imprudencia grave, y otros seis por lesiones graves, mientras que una de las acusaciones particulares pide que, adicionalmente, se le condene por omisión del deber de socorro.

En la instrucción de la causa, el juez de Tui descartó que el acusado incurriera en este último delito. Una de las acusaciones sostiene, sin embargo, que en fase de instrucción quedó demostrado que el conductor no paró y siguió su marcha tras arrollar al pelotón de ciclistas y que no tuvo intención de socorrer. La versión de la defensa es que se ausentó del lugar del atropello y se fue hasta un restaurante, donde llamó a la Policía, porque le pareció que aquella era la mejor forma de pedir auxilio.

El abogado de la defensa pedirá la libre absolución de su representado al considerar que «no hay responsabilidad penal, sino una mera responsabilidad civil» que quedó resuelta en «casi el 90%» de los casos. Y es que la mayoría de los ciclistas arrollados por Manuel B. A.L. ya recibieron sus indemnizaciones, incluidas las familias de los dos fallecidos. Borrás incluso ha indicado que varios ciclistas han renunciado a la vía penal tras ser indemnizados.

;
Así recuerda el siniestro uno de los ciclistas atropellados Luis Testera es uno de los ciclistas que fue arrollado por un octogenario en marzo del 2016

En el lugar del atropello murió José Antonio Casás. Diez meses más tarde falleció Diego Freiría. Otro miembro del pelotón, José Antonio Vilán, profesor e investigador de la Universidad de Vigo, quedó con graves secuelas y le han reconocido la incapacidad permanente absoluta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Aplazado el juicio al conductor de 91 años que atropelló mortalmente a un pelotón de ciclistas