El Chicle se aleja de su presunta inocencia

J.R. VIGO / LA VOZ

GALICIA

PACO RODRÍGUEZ

Dos de las tres coartadas de Abuín se derrumban tras lo dicho por 35 testigos; la tercera, que niega el delito sexual, será analizada por los forenses, la baza principal de las acusaciones

13 ene 2020 . Actualizado a las 13:15 h.

José Enrique Abuín, cuatro vistas y 35 testigos después, se aleja de su condición de presunto para arrimarse a la de asesino y violador de Diana Quer. Nadie declaró a su favor. Ilustrativo fue lo dicho por un antiguo amigo: «Iamos a casas de alterne en Santiago, Vigo e Pontevedra. Moitas veces os dous contratamos os servizos. Preferíaas de pelo longo, morenas e delgadas. Polo día tamén iamos a institutos. Iamos no seu Alfa Romeo, chamábaas, gritaba dende o coche e falaba con algunhas por Facebook. Ata o tentou con miña irmá, de 26 anos, pero ela non quixo». Su exmujer, la misma que le brindó coartada, confiesa ahora: «Non o cría capaz. Agora, evidentemente, creo que foi el». Su hermana gemela, Vanessa, lo señala desde hace años por violarla: «Lo vas sobrellevando, sigues adelante. Es algo que no olvidas. Llega la fecha y siempre te viene a la cabeza».

También compareció una hermana del acusado para abrazar su derecho a guardar silencio. Los otros 35 citados, de una u otra manera, siguen casando las piezas de la acusación conjunta. Asumida también por el juez instructor de Ribeira y la Guardia Civil. El Chicle, mientras, ve pasar los testigos guarecido tras una pantalla de ordenador, negando casi todo con la cabeza o mirando al suelo aparentemente ausente. El relato procesal, tras la primera semana, pasa por probar tres situaciones que sentenciarían al acusado. La antesala de la prisión permanente revisable a la que puede enfrentarse.

Rúa Venecia o paseo

Ubicar la escena del crimen. Abuín sostiene: «Llegué A Pobra, no pasé por el paseo de O Areal, fui por la calle Venecia. Había dos vallas, después los camiones y las caravanas de los feriantes. Aparqué, a cinco o diez metros me encontré a Diana. Yo iba a robar gasoil. Vino una pareja de frente y la dejé pasar. Cogí gasoil en un camión y salí al asfalto. Me encontré a la chica y me fui a por ella para que no me delatara». Esta versión es diferente a otras aportadas previamente. Nadie puede situarlo ahí, tan solo un testigo feriante dijo inicialmente que escuchó a una pareja. Ya ante el jurado, el jueves, aseguró que «había bebido unas cervezas y fumado unos porros, dormía a esas horas».