Peatones y motoristas, los perfiles de riesgo en las carreteras de Galicia

Son los usuarios más vulnerables del tráfico y representan casi la mitad de los muertos este año

CONDUCTOR PEATÓN A finales de enero murió atropellado un conductor en Catoira tras bajarse de su furgoneta
CONDUCTOR PEATÓN A finales de enero murió atropellado un conductor en Catoira tras bajarse de su furgoneta

Redacción / La Voz

En lo que va de año han muerto 82 personas en las carreteras gallegas. Son tragedias que golpean de forma inesperada. Las muertes en accidentes de tráfico parecen casi siempre inexplicables, pero los especialistas de la Guardia Civil de Tráfico investigan las causas de los siniestros para saber qué ha pasado y qué medidas se pueden adoptar para que los errores, fallos o negligencias no vuelvan a producirse. Estas son algunas explicaciones.

Cuatro de cada diez fallecidos este año en accidentes de circulación en Galicia eran peatones o motoristas, los usuarios vulnerables a los que la DGT quiere dar una protección especial porque son los colectivos que más se están muriendo en las carreteras. En siniestros de moto perdieron la vida en Galicia 15 personas, en la mayoría de los casos (9) por colisiones contra turismos y en un caso contra un autobús.

 

El resto de los accidentes de moto se produjeron en salidas de vía en tramos curvos y probablemente por velocidad inadecuada. Excepto dos, todos los siniestros mortales con motos implicadas ocurrieron en fin de semana y con tiempo seco. La edad media de los fallecidos en Galicia ronda los 40 años. Y otro dato a destacar: las motos suelen ser de potente cilindrada. Es el mismo patrón que se repite en los accidentes de moto en el resto de España.

Más atropellos

Menos parecido con el resto de España tienen los atropellos en Galicia. En lo que va de año murieron de esa forma 18 personas, 4 más que en todo el año pasado. La edad media de las víctimas de atropello sigue siendo elevada y ronda los 60 años. Cuatro de los fallecidos superaban los 80 años. En casi todos los casos se reproducen circunstancias similares: el peatón cruza la carretera y no lleva prendas que lo hagan visible. Este tipo de atropello suele deberse a imprudencias del peatón, que calcula mal a la hora de cruzar o que se confía demasiado en una zona por la que ha caminado toda la vida.

Ese es el perfil del peatón de riesgo en Galicia, como lo recuerda la Delegación del Gobierno al anunciar el dispositivo para evitar atropellos que se desarrollará este mes de noviembre, con el que se pretende dar a conocer un problema que afecta de manera especial al tráfico gallego en esta época del año en la que disminuye la visibilidad. La principal recomendación para el peatón es la de hacerse ver. Un chaleco reflectante permite ser visto con las luces de un vehículo a unos 150 metros de distancia.

Junto al perfil habitual, tanto este año como el anterior está apareciendo un nuevo tipo de víctima de atropello en Galicia: el del conductor peatón que muere arrollado al bajarse de su vehículo. En el 2018 hubo cinco fallecidos de esa forma, y en este año ya han muerto otros cinco en atropellos ocurridos en Sada, Catoira, Arteixo, Monforte y Vigo.

Conductores peatones

Uno de ellos era el conductor de un camión, atropellado en Sada cuando cruzaba la carretera hacia su vehículo. El segundo, un panadero, fue arrollado en el momento en que se bajó de su furgoneta. El tercero era un conductor que se bajó en la autopista AG-55, cerca de Arteixo, para ayudar a otro automovilista que chocó contra la mediana. El cuarto conductor peatón muerto este año era un cazador que se bajó del coche para comprobar algo en el remolque y fue atropellado por un vehículo que no pudo esquivarlo. El último accidente de ese tipo ocurrió hace unos días en la AP-9, en Vigo. El chófer de un camión se apeó para preguntar por la dirección que debía tomar para ir a unas obras y lo atropelló un turismo.

En cinco accidentes murieron once personas

Los últimos días han sido trágicos en las carreteras gallegas, con nueve muertos en dos semanas. Este año se han producido cinco accidentes con once fallecidos. El accidente con más víctimas se produjo en la A-9, cerca de Vigo. Tres jóvenes de 17 años murieron al estrellarse su coche contra el pilar de un puente. En Palmeira murió una pareja al estrellarse contra su coche el de una mujer. En Mesía perdió la vida un matrimonio, de 84 y 82 años, cuyo coche se estrelló contra un camión. En Outes pereció otro matrimonio (62 y 60) en un choque frontal. Y el pasado sábado, en Bertamiráns, murieron un hombre de 61 años y su hija de 29 al ser embestido de frente su coche por otro que invadió su carril. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Peatones y motoristas, los perfiles de riesgo en las carreteras de Galicia