El Centro Gallego de Bruselas anuncia su cierre por problemas económicos

La entidad, que el pasado año fue polémica por programar un acto del independentismo catalán, toma la decisión tras 40 años de actividad

Imagen de archivo del Centro Gallego de Bruselas
Imagen de archivo del Centro Gallego de Bruselas

Redacción

El Centro Galego de Bruselas anuncia su cierre. Las razones son económicas, según el presidente de la entidad, Miguel Palomo López, debido a la disminución de la asistencia de público a las actividades culturales, la peatonalización de su entorno, que impide que las personas que viven en el centro se puedan acercar al local, y a la caída de asistentes tras los atentados de marzo del 2016. Los ataques «causaron a cancelación de varios eventos, a redución do público que participa nas nosas actividades regulares e, con iso, a caída da asistencia dos nosos socios por temor a novos ataques», dice el escrito. Esto supuso, según Palomo López, que la entidad tuviera que despedir a seis trabajadores en dos años.

La puntilla llegó, según el comunicado, cuando los nuevos vecinos del local protestaron por los ruidos que provocaban las actuaciones y las actividades nocturnas. Esto ocurrió en el 2017 y desde entonces el centro se encuentra en un contencioso con los vecinos, y tal y como explica el escrito, tras tomar medidas, como «redución do número de actividades e redución das horas de peche, diminución do volume, rexeitamento da organización de actividades nocturnas, recolocación de eventos...». Pese a todo, hubo un estudio por ambas partes sobre el ruido del local y finalmente la Administración exige «realizar obras colosais para illar adecuadamente os nosos locais». Dichas obras, dice Miguel Palomo, «serán imposibles de financiar para a nosa estrutura, que hoxe coñece unha situación financeira insustentable despois de todas as adversidades ás que debemos facer fronte».

Tras apelar a las autoridades, no obtuvieron respuesta, por lo que la entidad anuncia ahora su cierre.

El centro se ha mantenido activo durante 40 anos como un lugar de encuentro para la comunidad gallega y española. El actual local, el segundo que ocupa la entidad, alberga la institución desde 1997, en lo que antes era la tienda de telas Á Tentation y de la que heredó el nombre. 

El pasado año el centro fue protagonista de una polémica al programar una actuación del rapero Valtònyc promovida por CATGlobal, una asociación secesionista creada en Bélgica por el entorno del ex presidente catalán Carles Puigdemont y que tiene como fin la recaudación de fondos para la causa independentista. Esta actividad provocó la indignación del Gobierno gallego, ya que parte de los eventos que organiza el centro reciben ayudas de la Xunta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El Centro Gallego de Bruselas anuncia su cierre por problemas económicos