Un menú escolar provoca una intoxicación leve en bebés de al menos nueve Galiñas Azuis

Se sospecha del pescado servido el pasado viernes en centros de Cangas, Muros, Mazaricos, Boiro y el área de A Coruña y Ferrol


La Xunta investiga lo sucedido el pasado viernes en varias escuelas infantiles de la red pública en las que varios alumnos presentaron una extraña reacción tras consumir el menú escolar.

Poco después de comer, algunos pequeños comenzaron a presentar algunas manchas rojas, especialmente en torno a la boca. Sospechando que la reacción pudiese estar relacionada con la comida, se evitó servir el menú en el segundo turno de comedor. La irritación cutánea que sufrían los pequeños remitió sola alrededor de una hora después de aparecer.

La situación se repitió en al menos nueve centros de distintos puntos de Galicia. En Fene se detectó la reacción en al menos once niños. En Cangas fueron nueve los bebés afectados entre las escuelas de A Choupana y O Hío.  En la galiña de A Pastoriza, en Arteixo y en los centros coruñeses de A Sardiñeira y Eirís también se dieron varios casos. La Consellería de Política Social tiene constancia de al menos otras tres escuelas afectadas en Muros, Mazaricos y Boiro. Por el momento no se ha determinado el número exacto de bebés intoxicados ni se descarta que sucediese lo mismo en otros centros. Fuentes cercanas a la escuela infantil de Ares apuntan a que también hubo problemas con la comida del viernes y otro par de galiñas de Cambre también lo investigan.

Sospechan de la palometa

Desde el primer momento se sospechó que el origen de la reacción podría ser el pescado servido en la comida, en concreto, palometa. Se dio aviso, se retiró el menú y se tomaron muestras tanto del alimento crudo como cocinado, que se remitieron a Sanidad. Su análisis determinó que el pescado presentaba un nivel alto de histaminas (un tipo de toxina), posiblemente debido a la rotura de la cadena de frío durante su conservación.

La Xunta también puso en marcha inspecciones tanto en la empresa que gestiona las cocinas de las Galiñas Azuis afectadas (aunque la comida se elabora en los propios centros, una misma empresa se encarga de gestionar el personal, las compras y cuestiones similares en todos ellos), como en la empresa proveedora del pescado (que cambió hace en torno a un mes). Con los informes de dichas inspecciones en la mano, se decidirá si procede imponer alguna sanción.

«Inadmisible» aunque «non preocupante»

El presidente Feijoo se refirió a este suceso en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal de su gabinete. Afirmó que la Xunta va a «actuar» cuando tenga información detallada sobre la «reacción alérxica leve» detectada en escuelas infantiles. «Sabemos xa que é unha palometa con niveis altos de histamina», confirmó el jefe del Ejecutivo, que consideró «non preocupante pero inadmisible» la situación generada y juzgó necesario conocer si la situación se produjo en la compra o en la manipulación posterior del cátering

Intoxicación por histamina

Cuando se consume pescado en el que se ha formado la toxina histamina suelen aparecer síntomas similares a los de una reacción alérgica, como enrojecimiento de la piel y sensación de quemazón y picor. También puede notarse hormigueo, sabor metálico en la boca, mareos, náuseas, vómitos y dolor de cabeza. Los síntomas de esta intoxicación suelen remitir en pocas horas sin necesidad de tratamiento. Si la concentración de histamina es baja, la reacción solo aparecerá en personas especialmente sensibles. Por eso no todos los bebés que consumieron la palometa del menú presentaron las manchas rojizas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un menú escolar provoca una intoxicación leve en bebés de al menos nueve Galiñas Azuis