El Parlamento llama a la valedora do pobo a restituir el crédito a la institución tras el cese de su predecesora


santiago / la voz

«Esta memoria corresponde a un pasado da institución». Con estas palabras se presentó ayer la nueva valedora do pobo, María Dolores Fernández Galiño, ante el pleno del Parlamento gallego para defender la memoria anual del 2018, concebida íntegramente por el equipo de su predecesora en el cargo, Milagros Otero, forzada a dimitir el pasado mes de abril debido al caso de nepotismo que afectó a este servicio. Los grupos políticos aprovecharon el debate sobre el informe para pedirle a la defensora que trabaje para recuperar el crédito de la institución.

Fernández Galiño puso por delante que ni el informe del Valedor do Pobo del 2018 ni el que se elaborará del 2019, que se remitirá a la Cámara el año próximo, dependen directamente de su equipo, aunque realizó el ejercicio de explicar las grandes líneas de la memoria.

El 2018 no fue precisamente el mejor año de la oficina de la alta comisionada del Parlamento. En dicho ejercicio se tramitaron 20.807 quejas sobre 446 asuntos diferentes, que representaron un 29 % menos en relación con el año precedente. Buena parte de las reclamaciones están relacionadas con el sistema de salud, especialmente con las listas de espera, que motivaron 189 quejas.

La defensora aludió a la necesidad de que la Xunta mejore la «organización» del sistema de salud para poder atender toda la demanda existente para poder atajar este problema. También sugirió que se promueva una normativa específica para respetar los derechos de aquellos pacientes en espera que rechazan la oferta del Sergas de ser atendidos en un centro privado o concertado y que pueden ser penalizados con una espera adicional.

El debate, no obstante, estuvo repleto de referencias a la anterior valedora, Milagros Otero, que dimitió el pasado abril por intentar contratar como alto cargo de la institución a una hermana del portavoz parlamentario del PP, contratación anulada por una sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

«Ten vostede por diante devolver o crédito que o PP lle roubou á institución», le dijo a la valedora el diputado del BNG Xosé Luis Rivas, Mini. Desde Común da Esquerda calificaron el informe del 2018 de «partidista e ideolóxico», y el PSdeG prefirió pasar página de la etapa anterior, confiando en que la nueva será mejor. La voz discrepante la mostró la diputada del PP Paula Prado, que defendió a Milagros Otero arguyendo que el informe muestra «o magnífico traballo da anterior valedora».

La nueva ley de aguas termales inicia su tramitación solo con el apoyo del PP

El Pleno del Parlamento debatió ayer cuatro textos legislativos, uno de ellos impulsado con las firmas de millares de ciudadanos, pero únicamente aceptó tramitar el proyecto de ley sobre el aprovechamiento lúdico de las aguas termales. El texto fue tomado en consideración solo con el apoyo de los votos del PP, pues tanto el PSdeG como Común da Esquerda y el BNG pidieron su devolución tras denunciar su afán «privatizador» o que renuncie a considerar las aguas como un bien de carácter público. El PP, en cambio, consideró que el texto es «clave» para que el termalismo contribuya al desarrollo económico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Parlamento llama a la valedora do pobo a restituir el crédito a la institución tras el cese de su predecesora