El nuevo macrocorte de la línea a Madrid afectará a más de 200 trenes en 21 días

Será del 5 al 28 de noviembre entre Ourense y Zamora y obligará a transbordos en bus

Obras en el trazado ferroviario urbano de Ourense durante el anterior corte de la circulación
Obras en el trazado ferroviario urbano de Ourense durante el anterior corte de la circulación

redacción / la voz

La solución provisional para que el AVE pueda circular por el tramo urbano que une Taboadela con la estación Empalme de Ourense explica el nuevo macrocorte de la línea ferroviaria convencional entre Galicia y Madrid, que esta vez será más largo que el anterior, pues durará 21 días, desde el 5 al 28 de noviembre. En la anterior ocasión, en mayo, cuando también se cerró a la circulación de trenes los cerca de 250 kilómetros entre Zamora y Ourense, el corte duró 15 días.

Esta intervención tan traumática en el tráfico ferroviario, que afectará a unas 220 frecuencias, se explica porque este tramo de 16 kilómetros, muy urbanizado, es uno de los escasos puntos -el otro es el túnel del Padornelo- donde la nueva línea de alta velocidad coincide con la convencional. Y además es un tramo de vía única, que no permite trabajar sobre una vía mientras los trenes utilizan la otra. No hay más remedio que cortar la circulación entre Ourense y Zamora, y aprovechar el cierre para realizar trabajos en otros tajos, como en la base de montaje de vía de A Mezquita -muy retrasada respecto al cronograma previsto- o en el túnel del Padornelo actualmente en uso -de 7 kilómetros de longitud-, que experimentará una reforma más profunda cuando se ponga en servicio el túnel paralelo que se está ejecutando.

Todo esto ha obligado a Renfe a elaborar un plan alternativo de transporte, que consistirán en transportar en autobuses a los viajeros de los servicios afectados. Estos transbordos se realizarán en Ourense para las frecuencias con destino Madrid y en Zamora para la mayoría de los servicios. Los trenes con destino Pontevedra y Vigo realizarán el transbordo en Zamora y llegarán a estas dos ciudades en autobús.

Las obras más relevantes que justifican este nuevo cierre de la línea ferroviaria se llevarán a cabo en el tramo Taboadela-Ourense, donde se avanzará en la instalación de un tercer hilo en la vía de ancho ibérico para que puedan circular los trenes de alta velocidad, que solo funcionan en vías de ancho internacional. En algunas partes de este recorrido se acometerá una renovación total de la vía, se continuará con los trabajos para rebajar la plataforma y poder instalar la electrificación en los túneles que carecen del gálibo necesario, se reforzará el tablero del viaducto del Miño, entre otros ajustes relacionados con el enclavamiento, la señalización, los desvíos, taludes o túneles.

En la provincia de Zamora también se realizarán trabajos aprovechando el cierre de la circulación ferroviaria, muchos de ellos preparatorios para la puesta en servicio del tramo de 112 kilómetros entre Zamora y Pedralba, muy cerca de la frontera con Galicia. El uso de este recorrido de alta velocidad ahorrará unos 50 minutos en el viaje a Madrid desde las principales ciudades gallegas. En esta zona se modificarán los enclavamientos para asumir la explotación de la nueva línea y habrá cambios en los esquemas de vías en la estación de Zamora. Fomento aún no ha puesto fecha para esta puesta en servicio, comprometida para antes de que termine este año.

Este será el último corte extraordinario por las obras del AVE en la línea a Madrid. Los que resten serán puntuales y más limitados temporalmente, confirman fuentes del ADIF.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El nuevo macrocorte de la línea a Madrid afectará a más de 200 trenes en 21 días