Orzamentos 2020: Las rebajas fiscales ahorrarán a los gallegos 448 millones

Facenda profundiza en la reducción de la fiscalidad de las sucesiones y en la compraventa de vivienda en el rural; Bus interurbano gratis para menores de 21 años; 1,5 millones para la Sogama del agua; y se vetan los locales de juego


Santiago

El conjunto de rebajas fiscales existentes en la comunidad autónoma -las que ya estaban aprobadas y las nuevas que se incorporan a los presupuestos del 2020-, permitirán ahorrar el próximo año a los gallegos 448 millones de euros en el pago de impuestos, según las estimaciones que maneja Facenda.

Hace ahora casi cuatro años entró en vigor la modificación del impuesto de sucesiones y donaciones, que liberaba de tributar los primeros 400.000 euros por heredero. Ese ejercicio, el del 2016, el conjunto del ahorro tributario para los bolsillos de los contribuyentes fue de 364 millones, lo que suponen 84 menos que ahora. Las novedades fiscales incluidas en las cuentas se centran otra vez en sucesiones, después de que este 2019 una reducción fiscal en las herencias entre hermanos. Para el 2020, se amplía la cantidad exenta de tributar hasta el millón de euros por beneficiario.

En esa cifra no se incluye la vivienda habitual del causante. El contribuyente solo tributa por lo que supere a mayores del millón de euros. Es decir, si hereda por 1,3 millones, paga el impuesto por 300.000 euros. Esta rebaja solo es aplicable a la línea directa: padres, abuelos, nietos y cónyuges; pero no a otros grados de parentescos como hermanos, sobrinos, primos y tíos. 

Otras medidas

A partir del 1 de enero, se amplía el acceso al beneficio fiscal en las empresas familiares para favorecer el relevo. La Xunta renuncia a cualquier ingreso hasta la séptima generación. Hasta ahora, la exención solo alcanzaba hasta el cuarto grado.

El conjunto de medidas fiscales de los presupuestos se completa con una nueva rebaja tributaria para el medio rural. Así, el tipo del impuesto de transmisiones patrimoniales para la compra de vivienda habitual en zonas poco pobladas (la mayoría del territorio de la comunidad) pasa del 7 al 5 %. Para el resto de viviendas, en esas mismas áreas, baja del 10 % al 6 %. Esta reducción afecta a 3.462 parroquias: 1.251 de Lugo; 895 de Ourense; 813 de A Coruña y 503 de Pontevedra.

Otra de las medidas fiscales que se incluyen en el proyecto de presupuestos es la llamada deducción verde en el IRPF. Se trata de una bonificación de hasta el 15 %, con un límite de 9.000 euros, para todos aquellos que hagan obras en su vivienda para mejorar la eficiencia energética, como pueden ser la reforma de tejados y fachadas, o el cambio de ventanas. Otras nuevas deducciones del IRPF tienen mucho menor impacto, como la de becas de los deportistas de alto nivel.

Sigue la inversión en el Gaiás

En la Cidade da Cultura la Xunta va a seguir destinando 5,4 millones de euros a los gastos corrientes de la instalación del monte Gaiás, mientras que se prevén ingresos por distintos conceptos de tres millones, incluidos los recursos propios. Se prevé mantener la plantilla en 33 trabajadores, que acaparan 1,2 millones de los gastos.

Al margen se contabilizan los que, en teoría, son los últimos gastos en infraestructuras, ya que se avanzará en el edificio Fontán y en las últimas fases de urbanización, que suponen 7,9 millones de euros aportados mayoritariamente por las consellerías de Cultura y Educación.

El coladero de la ley de acompañamiento

La Xunta mantiene la práctica de incluir dentro de los Orzamentos una ley, comúnmente llamada de acompañamiento, oficialmente Lei de Medidas Fiscais e Administrativas, que en la práctica viene a ser un coladero de pequeñas reformas legislativas por vía exprés. En esta ocasión, se cambia media decena de ellas.

La mayoría de esos cambios son adaptaciones técnicas, aunque en otros casos sí ocultan asuntos relevantes. Por ejemplo, en lo que respecta al juego. Así, en la disposición final de esa ley, la Xunta veta la apertura de nuevos salones de juegos, salas de bingos o tiendas de apuestas, y solo permitirá 12 nuevas —las que están ahora en tramitación— hasta que entre en vigor la nueva ley reguladora del juego en la comunidad, por la que se lleva esperando años. Justifica esta decisión el Gobierno gallego en una necesidad de planificación de estos centros, teniendo en cuenta «o incremento considerable de autorizacións» en los últimos años.

También se modifican de golpe varios puntos de la ley de suelo, centrados en la zona rural, donde se da algo más de flexibilidad a propietarios de construcciones existentes, para cambios de uso, y evitar así nuevas obras que dispersen más la población. También se facilitan ampliaciones. Los promotores en suelo no consolidado podrán sustituir la entrega del 10 % al concello por dinero, si este lo aprueba.

Hay igualmente un añadido en la ley de caza, y se incluye como modalidad la captura de jabalíes en mano y a salto, como reclamaban los profesionales del sector.

En la ley de rehabilitación, de este mismo año, se suprime un punto que permitía trabajos que alteraran la trama urbana.

Infraestructuras: más bus, menos carreteras

La Xunta incluye en sus cuentas para el próximo ejercicio un generoso fondo para la mejora del transporte interurbano, una de las últimas apuestas de la consellería que dirige Ethel Vázquez. Se incluyen alrededor de 61 millones de euros entre bus metropolitano (10,9 millones para toda Galicia) y plan de transporte (otros 50,4), con el objetivo de completar la reorganización de líneas.

Una novedad importante: a partir del 1 de enero la tarjeta Xente Nova se amplía hasta menores de 21, y a mediados de año se extienden las ventajas a todos los concellos, para que los jóvenes viajen gratis. Se incluyen fondos para avanzar con el diseño y construcción de estaciones intermodales, que permitan la interconexión con el tren.

El presupuesto de la Xunta ya reserva 1,5 millones del remanente del fondo de cooperación local para que los concellos que así lo deseen lo usen para entrar en la Sogama del agua, un ente público para la gestión de las hoy deficientes depuradoras.

Peajes y familias numerosas

La Xunta cuenta además con 1,5 millones de euros para mantener las bonificaciones en los peajes de las autopistas autonómicas, en la A Coruña-Carballo y la de Val Miñor. La intención es que se sumen descuentos para familias numerosas a partir de primavera.

En el área de medio rural, con los presupuestos se modifican dos leyes: la de defensa contra los incendios, que abre la puerta a que la Xunta pueda conveniar con los ayuntamientos la labor de los trabajos preventivos, que incluso podrán hacerse a través de talleres de empleo organizados por el propio concello y así promover políticas activas de empleo; y la de movilidad de tierras, que trata de dinamizar las parcelas a través del programa de aldeas modelo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Orzamentos 2020: Las rebajas fiscales ahorrarán a los gallegos 448 millones