El Sergas aprobó un millón extra para Povisa el día que le presentó la venta a una aseguradora americana

El hospital privado hará un programa especial para operar a pacientes de los hospitales públicos de Vigo


Vigo / la voz

La primera reunión que el conselleiro de Sanidade mantuvo con los dueños de Povisa y sus compradores para tratar el cambio en la propiedad se celebró el día 30 de septiembre. Jesús Vázquez Almuiña citó a José Bernardo Silveira (Grupo Nosa Terra XXI) y a Alberto de Rosa (Ribera Salud, filial de Centene Corporation, una aseguradora de Estados Unidos) «para solicitarlles información sobre a posible venda do centro médico», según hizo público el Sergas, un día después de que La Voz desvelase la venta del mayor hospital privado de Galicia.

Además de celebrar la reunión, el día 30 la cúpula del Servizo Galego de Saúde aprobó una modificación del concierto por el que Povisa atiende a 135.000 personas del área de Vigo. Pero no lo hizo público. En un documento firmado por el gerente del Sergas, Antonio Fernández-Campa, y por el consejero delegado del grupo que vende el hospital, José Bernardo Silveira, las dos partes acuerdan que Povisa hará un programa especial para reducir la lista de espera del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo. Es decir, el Cunqueiro y el Meixoeiro, los hospitales públicos de la ciudad, derivarán pacientes a Povisa para que sean operados y así baje la lista de espera.

Se hará en los próximos tres meses. El documento recoge que entre octubre y diciembre el Sergas está dispuesto a gastar hasta un millón de euros en estas operaciones con el fin de mejorar sus propias listas de espera. Todos los meses de enero se hace público el balance anual de las listas de espera. El acuerdo se puede prorrogar.

No es la primera vez que se inyecta dinero extra en los hospitales para programas especiales de reducción de lista de espera. Povisa actúa como hospital público de referencia para 135.000 personas, y el Sergas también ha gastado en estos programas especiales en el hospital privado. Pero siempre era para operar a su población de referencia. Esta es la primera vez que se abre un programa de derivación masiva del Chuvi a Povisa.

Es una posibilidad que quedó recogida en otra modificación del concierto que se aprobó el 1 de enero de este año, tres meses después de que el hospital entrase en preconcurso de acreedores. Hasta ahora, estaba sobre el papel pero no se había derivado a ningún enfermo.

UCI de Povisa
UCI de Povisa

Según esta nueva modificación del concierto, el Chuvi enviará a Povisa operaciones de siete especialidades: cirugía general, cirugía vascular, traumatología, ginecología, cirugía plástica, otorrinolaringología y oftalmología.

Este nuevo programa especial permitirá a Povisa facturar procesos concretos, después de años lamentando que el concierto del Sergas le hace perder dinero. Según este contrato, Povisa no cobra por cada proceso que hace, sino que recibe una cantidad por cada uno de los pacientes asignados, independientemente de que estos usen mucho o poco sus servicios, que son 73 milloens de euros anuales. El año pasado, el hospital declaró 7 millones de euros en pérdidas, el peor resultado de su historia.

Aunque la reunión del día 30 fue la primera oficial que mantuvieron la Consellería de Sanidade, el Grupo Nosa Terra y Centene-Ribera Salud, el conselleiro conocía la operación desde unos diez días antes. La compraventa se ha firmado, pero falta que Competencia la apruebe.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

El Sergas aprobó un millón extra para Povisa el día que le presentó la venta a una aseguradora americana