La doble fila, enemiga pública en las ciudades gallegas

Los aparcamientos indebidos son una de las principales causas de los colapsos de tráfico en los núcleos urbanos

La Voz

Conductor con prisa. Gestión de «un minutito». Resultado: coche aparcado en doble fila. Consecuencia: uno o más automóviles bien estacionados bloqueados, dificultades para que maniobren los vehículos grandes y posible tapón de tráfico.

El mal aparcamiento es un problema que padecen prácticamente todas las ciudades gallegas, pero algunas han dicho basta. En A Coruña, la nueva alcaldesa, la socialista Inés Rey, ha declarado la guerra a la doble fila. Desde la semana pasada, 80 policías locales patrullan las calles, advirtiendo a los conductores que pretenden parar «un momentito» en un lugar no permitido. Además, se han reactivado las 37 cámaras de videovigilancia que existían en el municipio para captar y sancionar a los infractores. El multamóvil del que dispone el Ayuntamiento desde hace años también intensificará su labor.

Esta noticia es para suscriptores


Comprometidos con el servicio público


Ante la dimensión de la crisis sanitaria, una gran parte de los contenidos asociados al COVID-19 se difunden en abierto para todos nuestros lectores

  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Accede 30 DÍAS GRATIS
Sin compromiso de permanencia

La doble fila, enemiga pública en las ciudades gallegas