Feijoo endosa al Gobierno central la crisis industrial de Galicia y la oposición lo tilda de escapista

El presidente de la Xunta insiste en demandar de Industria que muestre el estatuto para las empresas electrointensivas con el fin de despejar su futuro


Santiago / La Voz

Los problemas que rodean a las centrales térmicas de As Pontes y Meirama, a Alcoa, al astillero Barreras, así como otras industrias electrointensivas de las que dependen 5.000 empleos en Galicia, monopolizaron este miércoles la sesión de control del Parlamento, donde el presidente Feijoo cargó con vehemencia contra el Gobierno de Pedro Sánchez por convertir la transición ecológica en un operación de «desmantelamento» del tejido industrial, mientras los portavoces de la oposición, todos a una, acusaron al mandatario autonómico de practicar la «política do escapismo» para no asumir responsabilidades.

Justo después de que el presidente de la Xunta visitara las instalaciones de Alcoa junto a la ministra de Industria, Reyes Maroto, sin que esta concretase ni cuánto ni cuándo se va a rebajar el coste de la energía a las industrias que dependen de ello para mantener su competitividad, Núñez Feijoo aprovechó este asunto para martillear al Gobierno central. «Cada minuto que pase sen que o ministerio non enseñe o estatuto (para la industria electrointensiva) é un minuto máis cara o peche de Alcoa», advirtió el jefe del Ejecutivo gallego, que censuró que el Gobierno de Sánchez no aporte certidumbres ni soluciones para la industria.

Los portavoces de la oposición emplazaron a Feijoo a asumir su parte de culpa en lo que está ocurriendo. «Onde estaba o PP cando dende o BNG defendíamos unha tarifa eléctrica galega?», preguntó la líder nacionalista, Ana Pontón. El coportavoz de Común da Esquerda, Antón Sánchez, se refirió a Feijoo como «o non presidente» que se dedica, dijo, a «escorrer o vulto» y a no ejercer.

Con un tono todavía más encendido, que Feijoo no dudó en calificar de mitinero, el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, acusó al líder del PPdeG de escapista. «Falar con vostede é o mesmo que falar con calquera cidadán de Galicia, non ten responsabilidade», se quejó Caballero, tras subrayar que si en su día la Xunta intentó capitalizar como un éxito la entrada de la petrolera Pemex en el astillero Barreras, ahora también debe asumir lo que ocurre. «O preconcurso de Barreras é a mostra do seu esgotamento», esgrimió el dirigente socialista.

Feijoo no perdió la oportunidad de censurar también el papel de la oposición. Al BNG le recriminó su «apoio incondicional ao PSOE» y de los comunes sacó a relucir frases que favorables al cierre de industrias contaminantes o que consideran la clausura de Meirama como «a mellor noticia para o medio ambiente». Entretanto, a Gonzalo Caballero lo responsabilizó directamente de estar «cavando o socavón de As Pontes», así como el de Meirama o el de Alcoa. «Leva vostede un máster en destrución de emprego neste país», le espetó.

Caballero la cogió al vuelvo: «Está o Partido Popular para falar de masters», respondió, antes de recriminar al PP con asuntos como sus relaciones con Vox, y el nulo apoyo de la ultraderecha a la retirada de los restos de Franco del Valle de los Caídos o a la memoria de las Trece Rosas. «Álvarez de Toledo, Val dos Caídos, pero de que falamos?», replicó Feijoo con asombro, antes de cerrar la discusión poniendo al líder del PSdeG en contradicción con el barón provincial de A Coruña, Valentín González Formoso, por estar «máis preocupado con Ferraz que polo futuro das Pontes». También a eso respondió Caballero: «Voume máis tranquilo sabendo que non son o secretario xeral do PSdeG que a vostede lle gustaría».

¿En qué podría estar pensando Enel para reconvertir la térmica de As Pontes?

Beatriz Couce

La dueña de Endesa acomete un plan en Italia para buscarle nuevos usos a 23 centrales. Alguna ya es una ciudad del motor, un centro logístico y un enclave turístico

El proceso de descarbonización en la Unión Europea es irreversible, y aunque la fecha del 2050, en la que se persigue una sociedad sin el uso de materias fósiles, aún está lejos, en algunos países ya se están aplicando iniciativas de reconversión de las instalaciones eléctricas que se quedan fuera de juego. 

El anuncio del cierre de la térmica pontesa por parte de Endesa sobresaltó a finales de la semana no solo a la villa minera, sino a toda Galicia. Sin embargo, tanto la eléctrica, en España, como su propietaria, Enel, en su país, Italia, tienen un plan en marcha, bautizado como Futur-e para darle una segunda vida a las centrales que han dejado de operar. Un programa en el que podría verse incluida la térmica de As Pontes si finalmente Endesa acomete su cierre.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
72 votos
Comentarios

Feijoo endosa al Gobierno central la crisis industrial de Galicia y la oposición lo tilda de escapista