El Supremo condena a más de 25 años al último acusado de asesinar al abogado Díaz Moñux

Lo tirotearon en el 2008 delante de su expareja, la gallega condenada por tráfico de coca Tania Varela


VIGO

Once años de investigación y tres juicios para condenar en firme a los seis acusados de matar a tiros al abogado Alfonso Díaz Moñux. Ocurrió el 18 de diciembre del 2008 en presencia de su novia de entonces, Tania Varela, la gallega que lideró durante años la lista de mujeres fugadas y peligrosas de Interpol y que acumula dos condenas por tráfico de drogas y blanqueo de capitales.

De los seis acusados restaba uno por juzgar, Miguel Ángel Durán, que se fugó para esquivar el previsible castigo. El 22 de diciembre del 2008 abandonó España con destino a Brasil en un vuelo de Iberia desde Barajas y destino Río de Janeiro. Había pagado previamente los billetes con dinero en efectivo, y pasado su teléfono móvil ese día a la modalidad de roaming.

Miguel Ángel Durán optó por dedicarse a la lucha libre en el país de la caipiriña, llegando a protagonizar peleas retransmitidas en televisión. Fue probablemente esa exposición desmesurada lo que hizo posible su detención y extradición. Fue juzgado y condenado a más de 25 años de cárcel, y ahora esa sentencia la acaba de ratificar el Tribunal Supremo, tumbando el recurso de casación del Durán y haciendo firme la resolución. Y es que el acusado fue condenado por los delitos de asesinato alevoso mediante precio, con agravante de disfraz (23 años y 9 meses de prisión) y tenencia ilícita de armas (1 año y 5 meses).

Dos disparos en la cabeza

El Alto Tribunal da por probado que Durán participó en numerosas reuniones para organizar el asesinato hasta que llegó el día señalado: «Aproximadamente sobre las 21.30 horas, cuando el vehículo Mercedes de la víctima se disponía a entrar en el garaje del domicilio de la calle Antonio Rodríguez Villa, el ya enjuiciado Javier González Hernáiz y Miguel Ángel Durán Abad se aproximaron por la parte izquierda al vehículo y uno de ellos, sin que haya podido determinarse cuál, efectuó con una pistola semiautomática dos disparos dirigidos a la cabeza de Alfonso Díaz Moñux, con el propósito de causarle la muerte, impactando en la cabeza de la víctima, que a las 11.30 horas del siguiente día 19 de diciembre de 2008 le causaron la muerte por parada cardiorrespiratoria secundaria a afectación de centros vitales».

Sanitarios del Samur atienden a Alfonso Díaz Moñux tras ser tiroteado en las proximidades de su casa, en Madrid, en diciembre del 2008
Sanitarios del Samur atienden a Alfonso Díaz Moñux tras ser tiroteado en las proximidades de su casa, en Madrid, en diciembre del 2008

La pistola semiautomática del calibre 9 milímetros corto utilizada no fue recuperada. Los autores materiales de la muerte, añade la sentencia, «carecían del correspondiente permiso o licencia de armas, y tanto la existencia del arma como la posesión de la misma por uno de ellos era conocida por ambos». De lo que no habla la resolución del Tribunal Supremo es de la autoría intelectual, ya que todos los acusados condenados encajan, a ojos de la investigación, en un perfil de sicarios por encargo, pero del responsable o responsables intelectuales que habrían hecho el encargo. La propia sentencia deja claro en qué momento se inician las gestiones para organizar el crimen, incluso se habla de la entrega de un coche en garantía, aunque las diligencias policiales del caso, a las que tuvo acceso La Voz, exponen que no se conoce relación previa a la muerte entre los verdugos y su víctima.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Supremo condena a más de 25 años al último acusado de asesinar al abogado Díaz Moñux