Indignación en las comunidades del PP por el «uso electoralista» de Hacienda del dinero bloqueado

El Gobierno avanza que pagará antes de las elecciones, cuando en verano aseguraba que no podía hacerlo


redacción / la voz, colpisa

A poco más de un mes para las elecciones generales, Pedro Sánchez tiene previsto cumplir su anuncio y Hacienda abonará antes del 10 de noviembre a las comunidades autónomas los más de 4.700 millones que Hacienda les adeuda por las entregas a cuenta de la recaudación del IRPF, al margen de otras compensaciones que se exigen desde Galicia, Andalucía o Cataluña (IVA pendiente o compensaciones por cumplir el déficit). «Es importante que tengan el dinero que les corresponde y que el bloqueo no afecte a otras instituciones», arguyó el presidente del Gobierno.

El Ministerio que dirige María Jesús Montero llevaba meses buscando un resquicio legal para poder hacerlo, pese a que machaconamente tanto ella como el resto de su equipo en Hacienda insistían en que no era posible hacerlo estando en funciones. En julio, el Parlamento de Galicia exigió esos fondos, 700 millones (con la abstención del PSOE), abriendo así el melón a otras comunidades. En agosto, la Generalitat anunció que llevaría al Estado a los tribunales por el impago de los anticipos del sistema de financiación. El Gobierno catalán acusó al central de estar «reteniendo» de forma «irregular» 1.317 millones, que debería haber ya ingresado a las arcas autonómicas.

Montero se ha ido escudando entonces en un informe de los servicios jurídicos que impedía al Gobierno actuar en este asunto para no condicionar la acción de un futuro gobierno. Hace tres semanas le trasladó esa imposibilidad la número dos del ministerio al conselleiro de Facenda.

Hacienda argumenta ahora que hay comunidades que necesitan urgentemente esa aportación y que esa decisión al tener que pasar por las urnas el 10 de noviembre el desembolso no afectará al próximo Ejecutivo, ya que este no se constituirá hasta ya comenzado el 2020, que es un nuevo ejercicio. Las actualizaciones de las entregas a cuenta se aprobarían en Consejo de Ministros mediante un decreto ley, pero antes necesitaría el visto bueno de la Abogacía del Estado a esta medida. El procedimiento exige que, posteriormente, el decreto sea convalidado por la Diputación Permanente del Congreso.

Los presidentes autonómicos y regionales del PP reprobaron ayer al presidente por utilizar la financiación autonómica en la campaña de las generales y anunciar las entregas a cuenta en un mitin en la Comunidad Valenciana. Un «uso electoralista» que resumió claramente el presidente de Murcia: «Para los que no asistimos a los mítines del PSOE, estaría bien que Sánchez nos informara de forma oficial cómo se explica el cambio de criterio para pagar el dinero que el Gobierno central debe y, sobre todo, cuándo va a llegar».

El ministerio, consultado ayer por La Voz, no dio ninguna explicación sobre el mecanismo de pago o los plazos que se utilizarán. Hace dos semanas se filtró que se pagaría «en 10 días». Hacienda solo trasladó lo que pagará en el cuarto trimestre por el FLA y el fondo de liquidez (22 millones a Galicia), que son unos créditos independientes de esas entregas a cuenta.

El techo de gasto de la Xunta recupera los cinco dígitos y se sitúa en 10.160 millones para el 2020

Domingos Sampedro

Feijoo acusa al Gobierno de Pedro Sánchez de ser  el «principal moroso de España» por tener bloqueada la financiación de las comunidades

 

En un contexto económico marcado por la desaceleración en toda Europa, la inestabilidad política de España y la falta de presupuestos de referencia a nivel de Estado, el Gobierno gallego fijó ayer un techo de gasto claramente expansivo para el año 2020, que supera por primera vez en la última década la barrera de los 10.000 millones de euros. El techo o capacidad máxima de gasto no financiero de la Xunta fue establecido en los 10.160 millones, un 3,1 % más que este año, lo que le permitirá al Gobierno gallego disponer de 311 millones a mayores para afrontar sus compromisos políticos durante un ejercicio que estará marcado por la convocatoria de las elecciones autonómicas, previstas inicialmente para el otoño.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Indignación en las comunidades del PP por el «uso electoralista» de Hacienda del dinero bloqueado