La Xunta empeora el pago a proveedores y se endeuda al carecer de 700 millones

Ha tenido que tirar de 330 millones en nuevas pólizas ante el bloqueo de Hacienda


redacción / la voz

El bloqueo de los traspasos de fondos de Hacienda a las comunidades ya es visible en dos parámetros: el pago a proveedores y la deuda de las administraciones autonómicas. El último informe del propio ministerio constata que 9 de los 17 territorios abonan sus facturas más allá de los 30 días que marca la ley. La media estaba al cierre de julio cerca de los 40 días, frente a los 33 de inicios de año.

A la vez el endeudamiento conjunto se ha elevado por encima de los 300.000 millones de euros, una cifra inédita hasta ahora, coincidiendo con ese bloqueo de fondos de cerca de 7.000 millones a las comunidades. Casualmente, entre enero y junio los gobiernos regionales han engordado su pasivo precisamente en esa cantidad, de 293.000 a esos más de 300.000.

Todo esto se refleja también en Galicia, que reclama 700 millones a Hacienda entre entregas a cuenta por impuestos, una mensualidad del IVA y compensaciones por cumplir con el déficit. Esa carencia se traduce en un retraso en el pago de facturas, hasta casi 17 días en julio, frente a los 13 que se registraban un mes antes. Ha dejado de ser la administración que paga con más agilidad a sus proveedores; pese a empeorar en sus ratios, sigue holgadamente dentro de los márgenes marcados por el Estado.

Ese retraso es la primera consecuencia palpable del bloqueo. La segunda está en el incremento de la deuda. La de la Xunta ha subido en términos absolutos hasta los 11.685 millones, subiendo en casi 350 este 2019, según datos del Banco de España desvelados este lunes. Hay una buena parte que, según fuentes de Facenda, obedece a esa carencia de fondos presupuestados por el Gobierno gallego. Porque en San Caetano han tenido que tirar de nuevas pólizas para seguir pagando a sus clientes. Del total de la deuda al cierre del segundo trimestre hay 313 millones de euros en préstamos a corto plazo, un 50 % más que un año antes, cuando eran 207. Coincide con ese retraso en los pagos de las entregas a cuenta.

«Os datos de débeda confirman que Galicia segue a reducir o seu endebedamento, xa que este indicador baixou cinco décimas no último ano. Así, a ratio de débeda/PIB de Galicia pasou do 18,8 % ao 18,3 %, o que consolida a Galicia entre as comunidades autónomas coa menor ratio en España», apuntan en Facenda. «E a previsión é seguir baixando o endebedamento no segundo semestre do ano, co obxectivo de pechar o ano con menos débeda que no 2018. Isto significará que Galicia volverá cumprir o límite de débeda que establece a Administración do Estado para Galicia», completan. Sin embargo, en la consellería admiten que esa previsión puede saltar por los aires si se mantiene el bloqueo desde Madrid, y cuya solución sigue sin fecha, tras filtrar el Gobierno hace una semana que podría hacerlo pronto. «Hai que ter en conta que estes datos están afectados polos impagos de 700 millóns de euros do Goberno en materia do sistema de financiamento, que están a provocar tensións de tesourería e de feito obrigaron a Galicia a recorrer a esas pólizas de crédito a curto prazo», confirman. De momento, en la Xunta no han recibido ninguna comunicación de Hacienda.

Hacienda sigue sin fecha para saldar la deuda pendiente con Galicia e insiste en que busca una vía para afrontar los pagos

d. sampedro
La ministra en funciones de Hacienda, María Jesús Montero, en la sesión de control al Gobierno
La ministra en funciones de Hacienda, María Jesús Montero, en la sesión de control al Gobierno

«Si hay solución, será para todas las comunidades», se limitan a decir en el ministerio. Galicia reclama 700 millones

El Ministerio de Hacienda continúa sin comprometerse con una fecha aproximada para desbloquear los 4.700 millones de euros de entregas a cuenta que adeuda a las comunidades autónomas por su participación en la recaudación de tributos del Estado, e incluso deja en el aire la posibilidad de que se vaya a encontrar una fórmula técnica este año para canalizar los pagos pendientes.

Fuentes del departamento que dirige la ministra María Jesús Montero apuntaron este martes que desde el Gobierno en funciones «se busca una solución» para encajar la actualización de las entregas del 2019 dentro del corsé de los Presupuesto del 2018 prorrogados, y lo único que pueden aventurar es que confían en hallar esa solución para resolver la asfixia financiera que están sufriendo ya algunas autonomías.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La Xunta empeora el pago a proveedores y se endeuda al carecer de 700 millones