El BNG cambia los cabeza de lista por Lugo y Ourense en su intento de recuperar la voz en Madrid

El exalcalde de Allariz es el elegido por la dirección del partido nacionalista


santiago

Esta vez puede ocurrir. «Temos proxecto, persoas capaces e comprometidas con Galicia. O obxectivo é posible e imos conseguilo». Esta es parte de la arenga que Ana Pontón, la líder del BNG, dirigió ayer al consello nacional reunido en Santiago para preparar la estrategia ante las generales del 10N. El Bloque hizo algunos cambios en las candidaturas y reemplazará, por diversas razones, a dos cabezas de lista. Olalla Rodil, viceportavoz en el Parlamento gallego, sustituirá por Lugo a Maite Ferreiro, ahora en la Diputación, mientras Francisco García, exalcalde de Allariz, hará lo propio en Ourense con Iago Tabarés, que renunció como candidato por razones profesionales. En A Coruña y Pontevedra no habrá cambios y los cabeza de lista volverán a ser Néstor Rego y Carme da Silva, respectivamente.

Estos son los mimbres con los que contarán los nacionalistas para afrontar la campaña en la que esperan romper ese «círculo vicioso» que dejó a Galicia fuera de los debates, las negociaciones y las inversiones del Estado. «Estamos cansos de ver como se ningunea a esta terra», se quejó Ana Pontón, que insistió ante los suyos que «temos que mobilizarnos xa» para que Galicia recupera su protagonismo en las Cortes «e este país saia da irrelevancia».

La dirección del BNG está convencida de que, esta vez, los números están de su parte. Entienden que en la provincia de A Coruña bastaría con sumar 12.000 papeletas, o incluso menos si baja la participación, al resultado de las generales de abril para obtener un diputado en el Congreso, algo que consideran factible de mantenerse su tendencia al alza.

Es más, para obtener un escaño por A Coruña, sería suficiente con revalidar los votos que logró su lista para el Senado en esa misma provincia (63.386) o consolidar los que obtuvo en las europeas de mayo (76.236). Y aunque cada elección es distinta, los nacionalistas entienden que esta vez les perjudicará menos el voto útil que actuó de la izquierda en favor del PSOE de Pedro Sánchez. Del mismo modo, la fragmentación sufrida tanto por Podemos como por las mareas podría operar en su favor. El 28A, dijo Pontón, «tivemos na punta das mans ese obxectivo». Y el 10N supone «a segunda volta e imos facelo posible», concluyó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
192 votos
Comentarios

El BNG cambia los cabeza de lista por Lugo y Ourense en su intento de recuperar la voz en Madrid