De la aldea modelo a la prohibición del glifosato: estas son las 200 resoluciones para el debate de la autonomía

El PP, que tiene garantizada la aprobación de sus 40 iniciativas, exige la transferencia inmediata a Galicia de los 700 millones adeudados y propone que gobierne la lista más votada


Santiago / La Voz

Todos promueven resoluciones relacionadas con la mejora de la sanidad, de la la financiación autonómica o la educación de calidad, pero hay discrepancias de fondo en los matices. Unos se mantienen en el consenso para exigir el traspaso de la AP-9 a la Xunta y otros, como el BNG y el Grupo Común da Esquerda, piden abiertamente que se rescate la concesión de la autopista, que se nacionalice y se supriman los peajes. Los cinco grupos parlamentarios registraron este viernes las 200 propuestas de resolución (40 por grupo) que será debatidas el viernes, en la última sesión del debate sobre el estado de la autonómica, y que abarcan desde el impulso de medidas de conciliación de todo tipo hasta la prohibición del herbicidas como el glifosato o la recuperación de las aldeas modelo para el desarrollo del rural.

Muy pocas de esas resoluciones tendrá la posibildiad de reunir los votos favorables para ver la luz. En principio, solo el PP tiene asegurado por sí mismo la mayoría absoluta para impulsarlas, así que prosperarán las 40 inicaitivas de esta formación y las que decida apoyar de la oposición.

Partido Popular

Entre esas propuestas del PP destacan aquellas que carga sobre las arcas del Estado o de las que hace responsable al Gobierno central, como la que hace referencia a la transferencia “inmediata” de los 700 millones de euros que adeuda el Estado a Galicia o la cofinanciación de la educación gratuita de cero a tres años para el primer hijo. Las medidas, dadas a conocer esta mañana por Miguel Tellado, incluyen iniciativas en ocho grandes ejes: la economía, la apuesta por el rural, la Galicia verde, la industria y el empleo, la mejora de los servicios, el turismo y la cultura y las instituciones. En este último apartado, Tellado destacó que, “para dotar de maior estabilidade ás institucións" se garantice el acceso al gobierno a la lista más votada. “Estou seguro de que o PSOE agora estaría de acordo”, dijo en referencia al bloqueo de la investidura de Sánchez y la convocatoria de nuevas elecciones. El PP también le pide al Gobierno de España “que reconduza as relacións co Goberno de Galicia e que non se tomen decisións unilaterais”. No podían los populares dejar pasar por alto el problema de la violencia de género, que figura en una propuesta en la que, además de condenar “de forma rotunda” todo tipo de violencia contra la mujer, condena también “os posicionamentos negacionistas que pretenden desvirtuar a dura realidade das vítimas”, pero también los intentos de “patrimonialización partidista dos avances na loita contra a mesma”, con lo que el PP lo mismo denuncia la postura de Vox que la de los grupos de la oposición cuando cargan contra la Xunta por su política respecto a la lacra machista. El PP pide también la declaración del estado de emergencia climática para Galicia, uno de los puntos en los que Luís Villares, portavoz del Grupo Mixto, centró ayer su intervención en el debate.

Partido Socialista 

El PsdeG, por su parte, pide una reforma del modelo de financiación autonómica que incluya “unha solución para os axustes das entregas a conta, as previsións de recadación e a recuperación da mensualidade do IVE”. Los socialistas, tal y como dio a conocer Xaquín Leiceaga, se suman al reconocimiento de “emerxencia feminista” y piden un pacto gallego contra la violencia machista “que contará cunha previsión de dotación orzamentaria concreta e suficiente para a súa posta en marcha”, así como medidas que reviertan el saldo vegetativo, la recuperación de la gratuidad de los libros de texto o que el proyecto de creación de una universidad privada en Galicia no se solape con la oferta pública. El PsdeG quiere, además, más competencias para Galicia con la aprobación de una “axenda de autogoberno”.

 Común da Esquerda 

De entre las 40 resoluciones registradas por el Grupo Común da Esquerda llama la atención la que plantea que no se use el código penal para «perseguir a loita obreira» y el derecho a la huelga, que sin duda es un guiño a la situación por la que atravesaron dirigentes de esta formación, como los diputados Yolanda Díaz o Antón Gómez-Reino, investigados por atentado contra la autoridad en una protesta, aunque finalmente no fueron imputados. Común da Esquerda también propone un plan para prevenir la ludopatía, especialmente en los juegos y apuestas online, pide declarar caduco el proyecto de reapertura de la mina de Touro-O Pino y vuelve a insistir con una propuesta, ya aprobada el año pasado, para limpiar los suelos contaminados por lindano.

Bloque Nacionalista Galego

La resolución número 1 del BNG acostumbra a tener un perfil identitario, y si otros años demandó abiertamente la autodeterminación o el derecho a decidir de Galicia, esta vez modula la redacción del texto y pide crear una ponencia en el Parlamento para dotar a Galicia de un estatus político. La viceportavoz del Bloque, Olalla Rodil, matiza que no hay una renuncia a nada de lo que defiende la formación, sino que es una propuesta para escuchar tambíén la opinión de las demás fuerzas. También registró el BNG una resolución para crear un banco público gallego y otra para investigar y publicar un inventario de los «bens expoliados polo franquismo».

Grupo Mixto (En Marea)

Del Grupo Mixto, formado por los cuatro diputados de En Marea, siete de apoyo o impulso al sectores agroganadero o forestal y otra en la que demanda un nuevo plan para garantizar el acceso a la banda ancha en toda Galicia. De forma muy específica, los de Luís Villares también piden en una iniciativa la prohibición de herbicidas como el glifosato, por entender que convierte la biomasa en combustible para los incendios, al tiempo que defiende el derecho de los gallegos a decidir su futuro político.

Feijoo, sobre su futuro político: «Traballarei para que o PP consiga outra maioría absoluta nas vindeiras eleccións»

Domingos Sampedro

Aprovecha el debate de la autonomía para mostrar su tono más reivindicativo ante Pedro Sánchez y confirma que aprobará unos presupuestos para el último año de la legislatura. Su discurso fue interpretado en el hemiciclo como un paso adelante a concurrir a los próximos comicios

Había una convocatoria formal para celebrar el debate anual sobre el estado de la autonomía, que será también el último de la legislatura, pero el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, prefirió mover los marcos y esbozar un programa de trabajo para la próxima década, en la que Galicia tendrá ante sí la oportunidad de celebrar tres Xacobeos (2021, 2017 y 2032) y de aprovechar esa oportunidad para «elevar o seu listón» y construir un país más ordenado y con mayor calidad de vida. Al igual que hiciera hace unos meses al presentar el plan estratégico 2021-2030, Feijoo se envolvió en la bandera de la estabilidad política gallega, como contrapunto a la «parálise e o desgoberno» de España, para dejar claro que el reto ahora no consiste en despejar el futuro de los próximos doce meses, sino el de los próximos doce años. Y en esa tarea, proclamó, «poden contar comigo».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

De la aldea modelo a la prohibición del glifosato: estas son las 200 resoluciones para el debate de la autonomía