La oposición critica a una Xunta de modelo «esgotado»

Gonzalo Caballero en su primer debate sobre el Estado de la autonomía invoca el cambio progresista, Luis Villares lamenta las «emerxencias» que tiene la comunidad, Ana Pontón dice que Feijoo vive alejado de la realidad social y Antón Sánchez le pone color a la legislatura: «o negro». ¿Quién estuvo mejor, el presidente o la oposición? Vota aquí


Santiago

Luís Villares fue el primero en suceder a Feijoo en la tribuna tras el discurso del presidente de la Xunta el pasado mediodía. Arrancó a primera hora de la tarde su intervención en el debate sobre el estado de la autonomía con un estracto del que pronunció la activista de 16 años Greta Thunberg en la ONU para llamar la atención sobre la situación de «emerxencia» que vive Galicia. «A casa está en chamas e o país está en chamas», dijo. A su entender, hay «unha emerxencia feminista, unha emerxencia social e unha emerxencia climática».

Esa es para el portavoz del Grupo Mixto la situación actual de Galicia, una situación que, a su entender, Feijoo no tiene en cuenta porque se puso «o traxe de vítima, como se Galicia non tivese autogoberno e vostede -dijo dirigiéndose al presidente de la Xunta- non tivese responsabilidade co que pasa en Galicia».

Habló de la Galicia «que vai a menos» para definir el legado que deja el PP y se refirió a Feijoo como un líder «illado». El secretario general de los socialistas gallegos, Gonzalo Caballero, se estrenó este miércoles en el formato del debate sobre el estado de la autonomía haciendo un balance «fondamente negativo» del Gobierno gallego e invocando un cambio que permita construir una Galicia «progresista, dinámica e con futuro» una vez que se convoquen las próximas elecciones autonómicas.

 Ana Pontón cree que la actual Xunta de Galicia no tiene un proyecto de futuro y que por eso Núñez Feijoo echa mano de iniciativas «dos anos 90» como el Xacobeo o Galicia Calidade, «cando estamos no século XXI». Para la portavoz del BNG, la clave está en que Galicia pasó «da subordinación á irrelevancia política», y por eso reclamó «unha nova axenda» para la comunidad. La líder nacionalista acusó a Feijoo de "vivir nos mundos de Yupi de Monte Pío" al negar que hay ahora menos empleo que cuando hace diez años llegó a la presidencia de la Xunta.

Para el portavoz de Común da Esquerda, los diez años de Feijoo el frente de la Xunta son el fracaso «dun experimento neoliberal». A entender de Antón Sánchez, «o negro ocupa a actualidade» en la comunidad. El negro de la violencia machista, de la manipulación mediática, de la corrupción, de los recortes en la sanidad, del expolio del país o de los pelotazos urbanísitcos. Para Común da Esquerda «hai tantos conflitos en Galicia como intentos de vender a saldos o territorio».

 

Así te hemos contado en directo las más de ocho horas de intervenciones en la cámara gallega

Feijoo abandera la estabilidad en Galicia como garantía para un futuro mejor

Olalla Sánchez / Mario Beramendi
En directo: la oposición interviene en el debate de autonomía

El presidente de la Xunta cierra la primera sesión del debate con duras críticas a la oposición, a la que acusa de sostener un discurso alejado de la realidad y que daña la imagen del territorio que defienden

Feijoo concluye diciendo que los ciudadanos pueden tener la garantía de que, para él, «Galicia é todo». La bancada popular, en pie, le brinda un sonoro aplauso. 

]]>
El presidente gallego presume de que Galicia ha salido de la crisis, de que innova y exporta más que nunca y de que tiene una sanidad pública renovada. «Galicia ten estabilidade, e ten futuro; ninguén sabe o que vai pasar en España nos próximos meses e en Galicia si se sabe o que vai suceder nos próximos doce meses», concluye Feijoo, que abandera la estabilidad y la gobernabilidad de su territorio como garantías ante la ciudadanía.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La oposición critica a una Xunta de modelo «esgotado»