El tramo del AVE que ahorrará 50 minutos en el viaje a Madrid se abrirá «en pocos meses»

Miguel Ascón Belver
miguel ascón ZAMORA / LA VOZ

GALICIA

Miguel Villar

El ministro Ábalos constató que las pruebas en estos 110 kilómetros se desarrollan «satisfactoriamente»

23 sep 2019 . Actualizado a las 21:58 h.

El viaje en tren entre Galicia y Madrid se reducirá en cincuenta minutos «en pocos meses». Será así cuando entre en servicio el tramo del AVE entre la capital de Zamora y la localidad de Pedralba de la Pradería, situada ya a las puertas de Galicia. El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, viajó este miércoles junto a autoridades de la Xunta y de la Junta de Castilla y León en uno de los trenes que están probando esos 110 kilómetros. No ofreció plazos concretos, pero aseguró que los trabajos están avanzando de forma satisfactoria.

La infraestructura está completamente terminada y ahora mismo está en fase de pruebas de seguridad. Este período no se está abordando como un «mero trámite», dijo Ábalos, que explicó que las exigencias en este ámbito son mayores que en el pasado. Esta fase durará, por lo tanto, «el tiempo que requiera», pero hasta ahora se está desarrollando «satisfactoriamente», avanzó el ministro, que viajó en un tren convencional desde la base de montaje de La Hiniesta, en las proximidades de Zamora, hasta el cambiador de ancho de Pedralba de la Pradería. «El ADIF está poniendo toda la carne en el asador para que la puesta en servicio del tramo sea cuanto antes una realidad. Se trata, esperamos, de cuestión de pocos meses», dijo.

Cuando así sea, el viaje entre Galicia y Madrid se reducirá en cincuenta minutos. «Así, en los primeros meses del año que viene, el tiempo de viaje entre Madrid y Ourense se situará en tres horas y media», concluyó Ábalos, que destacó que también habrá ahorros de tiempo desde el resto de ciudades gallegas, que se situarían entre las cuatro y las cuatro  horas y media, salvo Lugo y Ferrol.