Llegan los cursos de conducción de patinetes

Una autoescuela de Valencia ofrece clases gratuitas teóricas y prácticas para los usuarios de vehículos eléctricos de movilidad personal

En las calles de Valencia ya se ven anuncios de talleres de reparación de patinetes eléctricos
En las calles de Valencia ya se ven anuncios de talleres de reparación de patinetes eléctricos

Redacción / La Voz

«En muy poco tiempo hemos visto las calles de las principales urbes llenas de nuevos aparatos que invaden todo el espacio público, y muchas veces lo hacen alterando la convivencia y la seguridad vial». La opinión de Francisco Paz, experto en seguridad vial y movilidad y portavoz de Academia del Transportista, refleja el sentimiento de muchos ciudadanos, que han visto sus espacios de paseo invadidos por estos artilugios, oficialmente incluidos dentro del catálogo de vehículos de movilidad personal (VMP). La falta de una regulación sobre el uso de los patinetes está generando conflictos en las grandes ciudades, como Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia, donde el uso de estos dispositivos se está generalizando a toda velocidad.

En Valencia, el uso de este tipo de vehículos está tan extendido que ya se está apostando por la formación como la mejor vía para lograr una convivencia pacífica con los peatones y con el resto de los vehículos. La autoescuela Jordá ha dado el primer paso y ofrece cursos gratuitos sobre vehículos de movilidad personal. Esta escuela de formación recuerda que tres de cada cuatro accidentes con patinetes son atropellos a peatones y ofrece, como en el carné de conducir, clases teóricas y prácticas. En las primeras se informa al alumno sobre los distintos tipos de VMP existentes en el mercado, sobre las normas de circulación y las sanciones que les afectan, así como sobre los peligros y las consecuencias del mal uso de estos vehículos.

En la parte práctica, Jordá mostrará los riesgos a los que se enfrenta el usuario a la hora de circular con patinetes por las vías públicas. Desde esta autoescuela explican que finalmente los alumnos pondrán en práctica diferentes situaciones límite donde la capacidad de reacción del usuario será clave para evitar accidentes. El uso de VMP está tan generalizado en Valencia que en las calles ya se ofrecen talleres de reparación de patinetes eléctricos, eso sí con anuncios que ocupan espacios públicos.

Los VMP ocupan las calles sin apenas control. La regulación estatal está pendiente de que haya un Gobierno que la apruebe. El real decreto está preparado y fija las normas básicas, aunque deja a los ayuntamientos que fijen los lugares por los que deberán circular, siempre teniendo en cuenta que la DGT establecerá que los patinetes eléctricos no podrán circular por carreteras convencionales, ni por autopistas, ni por autovías. En el ámbito urbano tendrán vetadas las aceras y las zonas peatonales. Además, por construcción, los VMP no podrán superar los 25 kilómetros por hora.

La falta de regulación hace que cada ciudad establezca su propia normativa. La Fundación Inade, que representa a la patronal gallega del seguro, denuncia esa situación. «Existe gran confusión respecto a las normas que deben seguir los VMP», advierten desde el Inade.

 

En Galicia ya se están generando situaciones conflictivas, y las grandes ciudades han anunciado próximas normativas propias para regular la circulación de este tipo de vehículos, partiendo siempre de la premisa de que hay que proteger al peatón.

¿Quién controla los patinetes?

José Manuel Pan
Patinetes eléctricos circulando por una zona peatonal de Santiago este verano
Patinetes eléctricos circulando por una zona peatonal de Santiago este verano

La falta de una regulación estatal genera confusión entre los usuarios de vehículos de movilidad personal. Cada ayuntamiento está elaborando su propia norma

¿Los patinetes eléctricos pueden ir por la acera? ¿Hay que usar casco? ¿A qué velocidad pueden circular? ¿Tienen que llevar luces? Pues la respuesta no puede ser otra que depende. Depende del municipio por el que se mueva el usuario del patinete, de si ese ayuntamiento ha decidido regular el uso de los VMP (vehículos de movilidad personal) o no. Y depende también si ese ayuntamiento ha seguido las normas básicas que ha elaborado la DGT y que aún no ha podido aprobar o si decide establecer una normativa propia.

«Son interrogantes imposibles de responder con certeza pues, una vez más, la cosa va por barrios. Dime dónde vives y te diré cómo los regulan, si es que lo hacen», afirma Francisco Paz, experto en seguridad vial y recién nombrado director de relaciones institucionales de Academia del Transportista. Asegura Paz que los ayuntamientos están desarrollando ordenanzas municipales al amparo de una instrucción básica de la DGT del año 2016 en la que deja a los municipios que establezcan las limitaciones a la circulación en las vías urbanas de los patinetes.

Seguir leyendo

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Llegan los cursos de conducción de patinetes