Tráfico actualiza el examen de conducir

Sensores de aparcamiento y ayuda de arranque en cuesta son algunos de los sistemas avanzados que podrán usarse desde este lunes en la prueba práctica para la obtención del carné


Redacción / La Voz

El examen de conducir cambiará a partir de este lunes con la incorporación de los sistemas avanzados de ayuda a la conducción (ADAS, por sus siglas en inglés). Y lo hace con la entrada en vigor de una instrucción de la Dirección General de Tráfico que permite que los vehículos utilizados para el examen puedan tener activados dispositivos de asistencia al conductor que muchos coches incorporan ya de serie.

Esa progresiva implantación de los nuevos sistemas avanzados es lo que ha llevado a la DGT a permitir su uso durante la prueba práctica de conocimientos. Se trata, explican fuentes de Tráfico, de revisar los requisitos exigidos hasta ahora a los vehículos utilizados en los exámenes y, en consecuencia, actualizar los criterios de calificación, de forma que la activación automática de alguno de esos sistemas por un riesgo que el alumno no ha evitado supondrá una penalización en la prueba.

Estos son los sistemas inteligentes de asistencia a la conducción que estarán permitidos durante los exámenes del carné de conducir a partir de mañana lunes.

START-STOP

Arranque y apagado automático. Muchos vehículos nuevos traen ya este sistema, cuya función principal es el ahorro de combustible y la reducción de la contaminación. Apaga el motor cuando está al ralentí, por ejemplo, con el coche parado en un semáforo, y lo arranca cuando se pisa el embrague o el acelerador, en función de si el cambio es manual o automático.

ARRANQUE EN CUESTA

Ayuda en la salida. Este dispositivo cuenta con un sensor que detecta la inclinación del coche e impide que se vaya hacia atrás cuando se suelta el freno para iniciar una arrancada en una pendiente. Es de gran ayuda en el examen, ya que también evita que el coche se cale 

LUCES Y LIMPIAPARABRISAS

Activación automática. Los sistemas de alumbrado del vehículo se ponen en marcha cuando un sensor detecta una disminución de la visibilidad. Lo mismo ocurre con el limpiaparabrisas automático, que se activa cuando empieza a llover. El examinador podrá pedirle al aspirante que localice ambos mandos aplicando los criterios de calificación actuales. No se penalizará, sin embargo, el hecho de que las luces o el limpiaparabrisas se activen de forma automática aunque no sea necesario.

FRENADO DE EMERGENCIA

Sistema AEB. Este sistema es capaz de detectar y alertar de un riesgo inminente de colisión. Si el conductor no reacciona, el dispositivo, conocido por las siglas AEB, tomará el control del vehículo y realizará una frenada automática de emergencia. En este caso, el examinador calificará la activación del sistema como una intervención del profesor, lo que supondrá una falta eliminatoria.

ALERTA DE TRÁFICO CRUZADO

Al salir marcha atrás. Este dispositivo supervisa el tráfico trasero transversal, por ejemplo, cuando un coche sale marcha atrás de un aparcamiento en batería. Si detecta la aproximación de un vehículo se emite un aviso sonoro. Si la activación es correcta porque el conductor se ha despistado se calificará como falta eliminatoria.

SENSOR DE APARCAMIENTO

Y cámaras de marcha atrás. Los sensores y las cámaras permiten al conductor una mejor percepción del entorno para maniobrar. No está permitido el sistema de aparcamiento total, en el que el coche aparca solo.

DETECCIÓN DE FATIGA

Alerta al conductor. El sistema detecta si el conductor pierde la concentración por fatiga o sueño y lo avisa para que se detenga.

AVISO DE FRENADA

Alerta de colisión. Este es un sistema de aviso de frenada de emergencia que activa un parpadeo de las luces de freno para advertir al coche que va detrás de una frenada inesperada.

El control adaptativo de velocidad y el de cambio de carril no están permitidos

La actualización de los sistemas de ayuda permitidos en el coche del examen de conducir deja fuera dos dispositivos que incorporan muchos coches nuevos. Son el control adaptativo de velocidad (ISA, por sus siglas en inglés) y el sistema de aviso de cambio de carril, que en algunos casos incluye la corrección automática del trazado. Ambos sistemas tendrán que ser desactivados ya que durante la prueba de conducción no se permite su utilización. Si los dispositivos no pueden desactivarse de forma manual, el examinador no permitirá el uso de ese vehículo.

«No nos podemos quedar atrás. Muchos coches ya traen esos sistemas»

José Manuel Pan
María José Aparicio, subdirectora adjunta de Formación Vial de la DGT
María José Aparicio, subdirectora adjunta de Formación Vial de la DGT

La subdirectora adjunta de Formación de la DGT destaca que es importante conocer el funcionamiento de esos dispositivos, porque «salvan vidas»

La Dirección General de Tráfico trata de adaptar el examen de conducir a la realidad actual teniendo en cuenta que el coche del examen es el mismo con el que se forma el alumno, con lo que los futuros conductores aprenden el manejo de los nuevos sistemas. «No nos podemos quedar atrás», señala María José Aparicio, subdirectora adjunta de Formación Vial de la DGT, «porque además son sistemas que salvan vidas».

—¿Qué cambia?

—Lo que entra en vigor el lunes es una instrucción que autoriza los sistemas de ayuda a la conducción en el examen, que hasta ahora no permitíamos y que se han desarrollado mucho y ya vienen incorporados de serie en muchos vehículos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Tráfico actualiza el examen de conducir