Una familia renuncia a vivir en Trabada y el Concello busca otra para salvar el colegio

Si se confirma la baja, la Xunta valorará cerrar el aula de Infantil

Una de las casas que el Concello de Trabada cede gratis a familias que escolaricen a sus hijos en el pueblo
Una de las casas que el Concello de Trabada cede gratis a familias que escolaricen a sus hijos en el pueblo

Trabada / La Voz

Cuando parecía que el Concello de Trabada (1.121 habitantes) había salvado el aula de Infantil del CEIP Celso Currás, con la insólita iniciativa de ofrecer casa y empleo a cambio de matricular a niños de 3 a 6 años, todo está de nuevo en el aire al haber renunciado una de las dos familias seleccionadas. Se trata de la joven pareja que se desplazó con dos niños desde Ferrol, quien el mismo día de su llegada a Trabada, el martes, el día antes del inicio del curso escolar, decidió regresar a la ciudad departamental aduciendo un problema familiar.

Desde el Concello de Trabada explicaron que cuando volvieron a tratar de contactar con ellos, ya no lo lograron. Fue a través de la dirección del CEIP como supieron de su intención de no regresar a Trabada. Se especula con que las razones habrían sido no estar conformes con las condiciones de la vivienda y recelar de la oferta de un empleo. Pero oficialmente nada se sabe. De hecho, la trabajadora social no ha conseguido comunicarse con ellos para pedirles que presenten la renuncia a la vivienda y parece ser que tampoco han solicitado en el CEIP el cambio de matrícula de los dos niños.

Cierto es que el mismo martes todavía quedaban detalles en la puesta a punto de las dos viviendas habilitadas para las familias, pero desde el Concello divulgaron ayer fotografías que acreditan que la escuela de Trabadela, la destinada a esta pareja de Ferrol, se encuentra aparentemente en perfectas condiciones, con mobiliario renovado y electrodomésticos.

Desde el Concello de Trabada prefieren no polemizar con este asunto y la alcaldesa, la socialista Mayra García, se limitó a manifestar que desde los Servicios Sociales del Concello se han puesto ya a la tarea de localizar cuanto antes a otra familia que quiera venir a vivir a Trabada.

Pero en estos momentos, el hecho es que la matrícula de Infantil del CEIP Celso Currás, si se contabilizan la dos bajas, se limita a cuatro alumnos, cuando el mínimo estipulado por la Consellería de Educación para mantener el aula es de seis. Mayra García apeló a la obligada flexibilidad que se debe tener con las zonas rurales para mantener el servicio si, realmente, las Administraciones quieren evitar la despoblación del rural.

En este sentido, recordó que con su iniciativa de evitar el cierre del aula de Infantil, el Concello de Trabada asumió unas competencias y una tarea que no le correspondían. «Fixemos un esforzo enorme, traballando contra reloxo, dende que en xullo soubemos do peche. Investimos cartos na mellora das vivendas e conseguimos incrementar a matrícula do CEIP. Mentres noutros concellos as aulas pechan e non pasa nada, nós tratamos de buscar unha solución. Penso que Educación debería ser sensible a todo iso», señaló.

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, manifestó que de momento no tienen constancia oficial de que las bajas de los dos niños en la matrícula del CEIP Celso Currás se hayan producido. De ser así, la Xunta tendrá que valorar si cierra o no el aula, al no cumplirse el ratio de alumnos.

Pendientes de encontrar un puesto de trabajo

Lo ocurrido con la familia de Ferrol no afectará a la otra seleccionada y ya instalada en una planta de la escuela de Sante, un matrimonio de Guadalajara con tres hijos. El padre de familia realizó una entrevista de trabajo hace unos días y ahora está pendiente de encontrar el empleo prometido. La familia de Ferrol no había sido inicialmente seleccionada. Lo fue una de Senegal residente en A Coruña, que ya días atrás presentó su renuncia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Una familia renuncia a vivir en Trabada y el Concello busca otra para salvar el colegio