El Parlamento obliga a los vecinos de la isla Ons a retirar su camiseta reivindicativa en el pleno

Ángeles Vázquez insiste en que la candidatura de las islas atlánticas al patrimonio de la humanidad no interferirá en los cupos de acceso


Santiago / La Voz

Varias decenas de vecinos de la isla de Ons, que este martes acudieron al Parlamento gallego para protestar por el establecimiento de cupos de acceso a su isla y seguir de cerca la comparecencia específica de la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, fueron los primeros a los que se les aplicó la nueva normativa sobre el decoro de la Cámara, al ser obligados a sacarse las camisetas que llevaban vestidas con el lema «Ons en loita», decisión que suscitó protestas en la bancada de la oposición.

Un nutrido grupo de vecinos de Ons permaneció fuera del recinto parlamentario manifestándose y coreando consignas reivindicativas, mientras una decena de ellos fueron invitados por el BNG y En Marea a entrar el pazo de O Hórreo para seguir desde la tribuna el debate. Al llegar a la tribuna del público, el vicepresidente Diego Calvo se acercó a ellos para advertirles de que deberían retirar las camisetas reivindicativas para no interferir en el debate político que se estaba celebrando. La decisión fue acogida por resignación por parte de los invitados, si bien el público también estaba Xosé Leal, concejal del BNG en Bueu, quien objetó que «estaban a comportarse todos moi ben, e penso que ter unha camisola cun lema que diga Ons en loita non atenta contra decoro algún».

En todo caso, tanto Luís Villares, portavoz de En Marea, como Luís Bará, diputado del BNG, subieron a la tribuna del pleno vestidos con las camisetas negras con el lema de Ons sin que fueran llamados al orden. «Prohíben esta camiseta e permiten os traxes e gravatas dos que andan por aí roubando», dijo Bará recibiendo una ovación, mientras Diego Calvo tomó también la palabra para aclarar que «na bancada de arriba nunca se permitiron camisetas, nin nesta lexislatura nin nas anteriores», esgrimió.

La polémica suscitada con el reglamento del decoro de la Cámara no empañó la comparecencia de la conselleira Ángeles Vázquez, que dijo que la candidatura de las islas al patrimonio de la humanidad no va a afectar para nada a los cupos de Ons. «Os cupos de acceso ao parque nacional existen e van a seguir existindo», remarcó, antes de insistir en que no tendrá incidencia alguna para los residentes en la isla, sus familiares y amigos, pues podrán acceder a los carnés especiales que expedirá la Xunta para garantizar su acceso.

Ons: la rebelión de los isleños

pablo gonzález

Los habitantes de la isla quieren acceder a sus casas libremente y sin controles burocráticos. Rechazan la candidatura a patrimonio de la humanidad y les preocupa el futuro de sus viviendas

La niebla de la mañana no deja ver la isla en el horizonte. Poco a poco, a medida que el barco se acerca, se adivina la silueta difuminada de Ons, que en los días despejados puede parecer una gran ballena que sale a respirar en la gran antesala de la ría de Pontevedra. Hay más historias ocultas en una isla donde aún se arrastran muchas cosas del pasado: las tumbas de niños de apenas meses que pueblan su cementerio, cuando no había médicos para atenderlos; la expropiación realizada por el Estado en los años cuarenta por razones militares que en el 2012 fue revocada por el Tribunal Supremo; o su inclusión en el parque nacional de las Illas Atlánticas, con las limitaciones que esto supone. Y el futurible de ser parte del patrimonio de la humanidad, algo que provoca rechazo entre los hombres y mujeres de Ons, que se sienten desposeídos de sus casas, convertidas en una concesión por 75 años por la que llegan a pagar hasta 1.000 euros al año. «Se algún día me quitan a miña casa xúroche que a derribo», asegura Victoria, mujer de Cesáreo, dos de las seis personas que viven aquí todo el año, resistiendo los temporales del invierno.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Parlamento obliga a los vecinos de la isla Ons a retirar su camiseta reivindicativa en el pleno