El comisionado para el reto demográfico del Gobierno está vacante desde marzo

Pablo González
pablo gonzález REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Imagen de la última Conferencia de Presidentes (2017), donde el problema demografico fue uno de los asuntos principales
Imagen de la última Conferencia de Presidentes (2017), donde el problema demografico fue uno de los asuntos principales

El Principado nombra un cargo similar para frenar la crisis poblacional en Asturias

05 sep 2019 . Actualizado a las 00:59 h.

La protesta de la España vaciada poco antes de que se iniciara la campaña electoral hizo que los partidos, incluidos aquellos con clara raigambre urbana -Unidas Podemos y Ciudadanos-, pusieran el ojo en los inmensos territorios despoblados del interior del país y del noroeste. Fue la primera vez que este asunto tenía cierta prioridad en los cenáculos de una campaña electoral. Bastante antes de la campaña de las generales del 28 de abril -fue a principios del 2017-, el Gobierno de Mariano Rajoy creó el Comisionado frente al Reto Demográfico -este es su nombre oficial- dentro del Ministerio de Política Territorial y puso a una gallega, Edelmira Barreira, al frente. Cumplía así uno de los acuerdos de la Conferencia de Presidentes.

Tras la moción de censura, Pedro Sánchez colocó a Meritxell Batet al frente de Política Territorial y Función Pública, y la ahora presidenta del Congreso mantuvo en la estructura ministerial el comisionado, poniendo al frente a otra mujer con raíces gallegas a pesar de haber nacido en Valencia: Isaura Leal.

Pero llegaron los sucesivos períodos electorales y la maquinaria partidista se impuso a las prioridades gubernamentales. Isaura Leal fue elegida para formar parte de la lista del PSOE por Madrid para las generales, y de hecho ha salido elegida diputada. Por ello, fue cesada como comisionada del Gobierno en asuntos demográficos el pasado 22 de marzo. Desde entonces nadie ha ocupado su puesto y en la actualidad no puede ocuparse porque el Gobierno en funciones no puede aprobar este tipo de nombramientos. Hubo una oportunidad para nombrar a alguien entre el cese y el resultado electoral del 28A, «pero se consideró que no merecía la pena nombrar a alguien para que estuviera durante un breve período en el cargo», explican en el ministerio.