Meses después de aprobarse el plan de primaria, los médicos no ven mejoras

Ha habido una renovación de equipos, pero se mantiene la sobrecarga asistencial

Imagen de una concentración de medicos de atención primaria
Imagen de una concentración de medicos de atención primaria

Santiago / La Voz

El pasado mes de febrero, el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, daba a conocer un primer documento con 175 medidas para mejorar la atención primaria gallega. Casi tres meses después, en mayo, el texto definitivo pasaba por el Consello de la Xunta con un total de 200 actuaciones diferentes. Pero desde entonces, y pese a que el 40 % de ellas deben aplicarse en un plazo máximo de seis meses, los profesionales de los centros de salud no ven mejoras en su día a día y, en algunos aspectos, aseguran que la asistencia ha empeorado.

«La impresión es que no hemos mejorado nada, y en el día a día nos pasa algo que nunca había pasado, y es que tenemos lista de espera», explica Susana Aldecoa, presidenta de Agamfec, la Asociación Galega de Medicina Familiar e Comunitaria, y una de las jefas de servicio dimisionarias de Vigo. Ni incorporación de nuevos médicos ni cobertura de bajas, con lo que la sobrecarga se mantiene. «En mi planta -dice como ejemplo- de siete médicos y enfermeros estamos tres».

Sí ha habido un recambio en equipamiento, algo que destacan todos los médicos consultados, y no precisamente para alabarlo. «Aquí el problema básico es el personal, y no hay», explica Manuel Rodríguez, vicepresidente del colegio de médicos de Pontevedra. «Cambian impresoras y han invertido en una serie de material, pero la cobertura de ausencias no se está notando, es más, estamos empeorando».

La sensación es idéntica entre el colectivo médico. Incluso en torno a la polémica de la impresoras, algunos dicen: «¡Pero si la mía funcionaba perfectamente y me la han quitado!», cuenta el presidente del Consello Galego de Colexios Médicos, José Luis Jiménez. Sobre si este plan de 200 medidas está teniendo algún efecto en el día a día, Jiménez es pesimista: «En absoluto». El también presidente del colegio de médicos de Ourense valora medidas como el nuevo contrato de continuidad para los facultativos que hacen sustituciones, «pero ya estaba en marcha antes de este plan».

Los colegios no tienen constancia de que se hayan creado nuevas plazas de médicos -están previstas 80 en tres años-, y la nueva oferta pública de empleo «nos parece bien, cuando salga la veremos», apunta Jiménez. Este facultativo sigue echando en falta medidas valientes y de calado para mejorar la primaria. Por ejemplo, ofrecer guardias a los médicos que trabajan en jornada ordinaria con la posibilidad de librarla, o incentivar económicamente las prolongaciones de jornada y las intersustituciones.

La valoración que hacen los médicos es unánime. Carlos Bastida, presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia en Galicia, afirma que de momento el plan no ha tenido ninguna repercusión en la primaria salvo en lo que se refiere a impresoras y otros equipamientos, y coincide en el principal problema que sigue sin solución: los recursos humanos.

Consultas de 85 pacientes

Bastida recuerda que este mismo verano han tenido consultas de hasta 85 pacientes «o más» en una mañana, problemas en el sistema Ianus «y tampoco este año hemos tenido suerte y no ha habido sustitutos ni para los médicos ni para enfermería». De momento las medidas no se reflejan en el día a día «todo lo contrario, cada vez estamos más sobrecargados, saturados y desilusionados». 

Pese a que los profesionales de la atención primaria dicen no notarlo, más del 70 % de las medidas a corto plazo recogidas en este documento están funcionando ya según Sanidade. Como estas acciones suponen el 40 % de las 200 que engloba el acuerdo, esto implica que el Sergas ha aplicado en torno a 60.

Entre ellas la Administración destaca la convocatoria de OPE del 2019; el aumento de la plantilla en 331 nuevas plazas en tres años; el nuevo contrato de continuidad para los médicos de familia y pediatras; el plan de equipamiento para dotar de mejor material a los centros; o un sistema por el que los jefes de los centros de salud pueden medir 80 indicadores y que empezó a funcionar en mayo. Desde la Consellería insisten en tres puntos: se están cumpliendo los plazos y objetivos acordados; se aplican más del 70 % de las medidas a corto plazo; y además el 23 de julio se constituyeron las comisiones sectoriales que trabajarán en la reforma de la primaria.

102 millones

La Consellería de Sanidade presupuestó la puesta en marcha de este plan en 102 millones de euros durante el período 2019-2021. Y, tal y como aseguran los médicos, reformas y material se llevan el mayor monto, casi 80 millones, mientras que 17,2 se destinan al capítulo de personal y otros cinco a prevención.

Una de las primeras acciones fue sacar a licitación tres lotes por un importe superior a los cuatro millones de euros para adquirir 763 nuevos electrocardiógrafos, ecógrafos y desfibriladores para los centros de salud.

En cuanto al contrato de continuidad, el Sergas ha logrado atraer a una treintena de profesionales médicos, entre los que se incluyen algunos que estaban trabajando en otras comunidades e incluso en Portugal.

Sanidade dice que más del 70 % de las medidas a corto plazo ya se están aplicando

La sanidad gallega sube en un ránking que puntúa los servicios sanitarios, pero sigue en la parte baja

Navarra, País Vasco, Aragón y Asturias son las comunidades autónomas con mejores servicios sanitarios, mientras que en último lugar se encuentra Canarias, superada por Murcia y Andalucía, y con Cataluña ligeramente por encima de ellas, según un análisis de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), que destaca que Galicia ha mejorado un puesto sus servicios sanitarios pese a seguir en la parte baja. Utilizando datos básicamente del año 2018 como el gasto per cápita en sanidad, camas, quirófanos y médicos por mil habitantes, listas de espera, gasto farmacéutico, o la externalización de servicios, la asociación ha asignado a cada comunidad una puntuación, que va de un rango máximo de 126 a 31. Navarra ha obtenido un 102, mientras Canarias ha sacado un 56. Galicia, con 72, ocupa el décimo puesto en el total de las autonomías.

En este informe, que lleva realizando la FADSP desde el 2004, han subido seis comunidades autónomas con respecto al anterior análisis de la asociación: Asturias y Valencia (tres puestos), así como Navarra, Baleares, Galicia y Cataluña (un puesto).

Sin embargo, si se analiza la evolución de los servicios sanitarios gallegos en los últimos años, la curva no ha sido ascendente. Según este informe, en los últimos ocho años la mejor posición que ocupó Galicia fue en el año 2013, cuando se situó en el sexto puesto. En el 2010, sin embargo, la federación situó al servicio sanitario gallego entre los peores de España, solo superado por Canarias y Valencia. En donde no hay discusión es en la parte alta de la tabla. En los últimos siete años Navarra y el País Vasco siempre se han disputado el primer puesto por gozar del mejor servicio sanitario público según esta clasificación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Meses después de aprobarse el plan de primaria, los médicos no ven mejoras