Una de cada tres carreras todavía tiene plazas vacantes en primer curso

El campus de Santiago está prácticamente completo, y el de Ourense no llega al 50 %

Jóvenes realizando las pruebas de la Selectividad en Santiago
Jóvenes realizando las pruebas de la Selectividad en Santiago

Santiago / la voz

Quedan por ajustar los últimos flecos en los dos próximos plazos, pero se podría decir que el proceso de admisión y matrícula en las universidades gallegas está prácticamente cerrado. No porque se hayan adjudicado las más de 11.300 plazas disponibles este año, sino porque apenas quedan alumnos pendientes de matrícula, según han confirmado desde la CIUG. Son alrededor de medio centenar de grados los que siguen teniendo plazas libres después de la quinta convocatoria de matrícula, que se produjo ayer y que incluía por primera vez a quienes aprobaron la selectividad extraordinaria.

Es precisamente este factor el que ha determinado un cierre en bloque de 18 titulaciones: los que han aprobado la prueba de acceso a la universidad en julio -este año ha desaparecido septiembre- afinan en la preinscripción porque ya saben qué carreras tienen vacantes, y además piden plaza en las carreras en las que realmente quieren matricularse, porque hay una parte que ya se ha ido por ejemplo a FP. Así que no se da la circunstancia de titulaciones que, aunque tienen demanda, siguen abiertas porque la gente no se matricula a la espera de que le asignen una vacante en otra de mayor preferencia, como ocurre por ejemplo con Enfermería y Medicina.

De todos modos cuatro de las carreras que ayer cerraron la inscripción lo hicieron solo con estudiantes que habían aprobado la ABAU en junio. Todas son de la Universidade de Vigo: Belas Artes, Bioloxía, Educación Primaria y Enfermaría en Povisa. Aunque en este plazo conviven aprobados en junio y en julio, siempre tienen prioridad los primeros sobre los segundos.

Así que ayer salieron de la lista de grados disponibles Dereito (con nota de corte de 7,934), Traballo Social (6,822) y Xeografía e Historia (5,864), en el campus de Ourense; Belas Artes (5,434), en Pontevedra; Bioloxía (8,320), Ciencias do Mar (8,367), Economía (8,270), Educación Infantil (6,210), Educación Primaria (5,264), Enfermaría en Povisa (9,173), Enxeñaría Mecánica (5,394) y Tradución e Interpretación Español-Francés, en el campus de Vigo; y Ciencia Política (6,159), Economía (9,074), Lingua e Literatura Galegas (5,388), Lingua e Literatura Modernas (7,648), Traballo Social (6,566) y el grado simultáneo en Dereito y Relacións Laborais (9,598) en el campus compostelano, que es el que mayor ocupación tiene de Galicia. De entre las 43 opciones que ofertaba, incluyendo los dobles grados, tan solo quedan ya vacantes en Filoloxía Clásica y en Xeografía e Historia.

La otra cara está en el campus de Ferrol, con más de la mitad de las carreras aún con plazas libres, así como Lugo, que se queda justo en la mitad: ocho abiertas y ocho cerradas, entre ellas uno de los grados que arrancan este año, el de Robótica. Pontevedra tiene plazas solo en Dirección e Xestión Pública y en Enxeñaría Forestal de entre los diez grados que imparte, y en Ourense quedan abiertas seis carreras de las 16 que oferta. En Vigo y A Coruña cuatro de cada diez grados siguen con vacantes, y son en buena medida ingenierías y carreras relacionadas con la construcción.

La demanda se ha concentrado este año en las carreras sanitarias y en las educativas, que han cerrado pronto y con notas de corte muy altas en algunos casos. También las carreras del ámbito científico están muy demandadas en Galicia, con plazas vacantes solamente en Ciencias e Tecnoloxías dos Alimentos y en Ciencias Ambientais, ambas en el campus de Ourense.

De todos modos, uno de cada tres grados tiene todavía plazas libres, y en esa lista de 52 títulos hay un poco de todo. Además de un nutrido grupo de ingenierías, hay carreras de humanidades (Xeografía, Ciencias da Linguaxe, diversas filologías, Xestión Dixital da Información, Tradución e Interpretación, Ciencias da Cultura...) y también del ámbito de la economía, como Administración e Dirección de Empresas en Ourense, Vigo y Lugo, y Ciencias Empresariais en A Coruña; así como Turismo tanto en A Coruña como en Ourense y Socioloxía o Paisaxe, entre otras.

Notas al alza

Lo que sí queda demostrado es que la nota de corte no es ni más ni menos que una referencia estadística. En algunas de las carreras que han cerrado en este quinto plazo el corte ha sido bastante superior a la nota que se manejaba con los estudiantes de junio. Por ejemplo, en el grado en Dereito el último convocado a matrícula tenía casi un 8 de nota media en la convocatoria extraordinaria de la ABAU. En el segundo plazo de matrícula, cuando comenzaba el proceso solo con los aprobados en el mes de junio, la nota del último convocado a matrícula era de un 5,224.

Algo semejante ha ocurrido con Ciencia Política y con el doble grado de Dereito y Relacións Laborais en Santiago. Si en el segundo plazo ya habían convocado a alumnos a partir de 5, con la entrada en el proceso de los estudiantes de la convocatoria de julio de la ABAU la nota de corte ha subido, y bastante. En ambos casos supera el 9. Y esta circunstancia estadística se repite en todas las titulaciones que han cerrado en este quinto plazo con alumnos de la selectividad de julio. En algunos casos son centésimas, como en Lingua e Literatura Galegas (de 5,350 en el segundo plazo a 5,388 de nota de corte provisional), pero en otros los incrementos son de entre uno y cuatro puntos, como por ejemplo Lingua e Literaturas Modernas, que ha pasado de un 5 a un 7,648 de corte provisional.

Nadie se queda sin plaza: si no entra en sus opciones, se le ofertan vacantes

El proceso de acceso al sistema universitario está a punto de terminar, y por primera vez desde hace años acompasa sus plazos a los de las carreras. Nadie entrará tarde en las aulas.

¿Cuántos plazos de matrícula quedan?

Dos. Hoy mismo se abre la matrícula para los convocados en el quinto plazo, que se cerrará el viernes a las 14 horas. El próximo martes se hará una sexta convocatoria para matricularse entre el 4 y el 6 de septiembre, y el día 10 se hará público el último listado de admitidos, que deberán matricularse antes del 13 de septiembre. Eso significa que el proceso habrá concluido la misma semana en la que comienzan las clases, tras años en los que había alumnos que llegaban a la facultad con más de un mes de retraso con respecto al resto de sus compañeros.

¿Y después, qué?

Una vez completado el proceso de matrícula se abre un período de oferta de vacantes. Son las universidades las que normalmente hacen los llamamientos para ofertarlas siguiendo la lista de espera. Ese proceso estará abierto entre el 16 de septiembre y el 31 de octubre. En ese tiempo se producirá un plazo extraordinario de matrícula, en el que participan los estudiantes que hayan hecho la selectividad en septiembre fuera de Galicia. La preasignación se producirá el 3 de octubre y el período de matrícula será desde el día 4 hasta las 14 horas del día 8.

¿Se puede quedar alguien fuera del sistema?

La preinscripción permite poner un máximo de cinco titulaciones en diez centros diferentes. Es decir, se puede pedir, por ejemplo, Enfermería en Lugo y Ferrol, y Fisioterapia en Pontevedra y A Coruña. Puede llegar a darse la circunstancia de que una persona no sea admitida en ninguna de esas diez carreras, pero el sistema universitario puede ofertarle vacantes en alguna otra titulación en la que hayan quedado plazas libres.

¿Qué estudio para encontrar trabajo? La FP tiene hoy una mayor inserción

Rebeca Cordobés / R. S.

Las carreras de ingeniería y las sanitarias tienen una mejor tasa de ocupación, junto con los ciclos superiores

Llega el período de matriculación para los estudiantes que hicieron la selectividad en julio (antiguo septiembre) y, con él, las dudas: ¿Qué carrera estudiar? ¿Es mejor optar por un ciclo superior? Cuando la vocación no es clara o se duda entre varias titulaciones, la inserción en el mercado laboral de las mismas puede ser la clave de la decisión.

En Galicia, los ciclos superiores tienen más salida que las carreras. En concreto, un 87,7% frente a un 79,59%, según los últimos datos publicados en el 2018 por la Consellería de Educación y la Axencia para a Calidade do Sistema Universitario de Galicia (Acsug), respectivamente. Hay que tener en cuenta que estas estadísticas corresponden a los estudiantes egresados de la FP en el 2016 y de la universidad en el 2014, por lo que no aparecen las titulaciones implantadas en cursos posteriores, como Farmacia o Biotecnoloxía, ni se tienen en cuenta los últimos cambios en las demandas del mercado laboral.

Seguir leyendo

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
6 votos
Comentarios

Una de cada tres carreras todavía tiene plazas vacantes en primer curso