La confederación refuerza las barreras de contención en el río Ouría tras el vertido en Vegadeo

Continúa el cierre cautelar de la ría de Ribadeo para mariscar

Ribadeo sigue recomendando no bañarse en arenales de la ría
Ribadeo sigue recomendando no bañarse en arenales de la ría

Viveiro / La Voz

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) continúa realizando tareas de inspección y de seguimiento de calidad de las aguas de los ríos Ouría y Eo tras el vertido de purines registrado el fin de semana al romperse el colector de salida de la fosa en una explotación de Guiar-Vegadeo (Asturias). Desde el organismo confirman que se han instalado tres barreras de contención en el cauce del Ouría, en su confluencia con el Eo, y que estas están resultando eficaces para la retención de parte de los flotantes y sólidos en suspensión.

«Además de la sustitución de las mallas de geotextil que resulten colmatadas por los materiales retenidos, se prevé la instalación de tres nuevas barreras en el cauce del río Ouría», han explicado este martes desde la CHC.

También siguen con la toma de muestras en cinco puntos diferentes de los cauces. Hay dos en el río Ouría, aguas arriba y aguas abajo del punto de incorporación del vertido, y tres en el río Eo, aguas arriba y aguas abajo de la desembocadura del arroyo y en el límite con el dominio público-marítimo terrestre. Desde la confederación aseguran que las muestras se realizan a diario y que estas determinarán el contenido en materia orgánica, nutrientes y parámetros microbiológicos. Además, trabajan en colaboración con otras administraciones afectadas para estudiar la conveniencia de ejecutar una actuación preventiva en el tramo terrestre entre el punto donde se produjo la rotura de la tubería y su llegada al arroyo Ouría. Estiman que existe una longitud de unos 260 metros.

Otra de las instituciones públicas del Principado de Asturias que también participa en las tareas de control es la Consejería de Desarrollo Rural, Agroganadería y Pesca. Durante la presentación este martes del XXXI Certamen del Queso Casín, el consejero Alejandro Calvo ha asegurado que continúan tomando muestras para analizar la afección a la fauna, tanto en el arroyo como en la ría de Ribadeo: «En tanto en cuanto no se tienen los resultados de esos análisis hemos decretado un cierre cautelar a la obtención de moluscos», ha señalado. Ha asegurado además que era una actuación de oficio y desde la consejería indicaron que siguen pendientes del resultado de las muestras.

Por su parte, desde el Concello de Ribadeo, el alcalde en funciones, Pablo Vizoso, ha reiterado este martes que el agua de la traída sigue siendo apta para el consumo, según constatan las analíticas realizadas por Viaqua. Avanzó que está previsto que este miércoles que se realicen analíticas extraordinarias en playas de la ría, como las de Os Bloques y O Cargadeiro. A estas, le seguirán otros análisis ordinarios a principios de mes. El ayuntamiento, por precaución, mantiene la recomendación de no bañarse en estos dos arenales.

Por su parte, la conselleira do Mar confía en que el vertido de purín no acabe afectando a las zonas de marisqueo de la vertiente gallega. Rosa Quintana ha explicado que agentes de Gardacostas vigilan la zona desde tierra mientras que biólogos del Intecmar toman y analizan muestras de agua. «Si se detectara alguna situación de riesgo, por supuesto, prohibiríamos la extracción de bivalvos por contaminación», apunta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La confederación refuerza las barreras de contención en el río Ouría tras el vertido en Vegadeo