Así son las aldeas modelo: investigación de la propiedad real, actualización del catastro y terrenos productivos

A este programa de la Xunta se puede adherir cualquier ayuntamiento, no solo los que cuentan con parroquias priorizadas


Del desbroce al terreno productivo. Es el cambio de filosofía que la Consellería do Medio Rural quiere operar en las franjas secundarias para proteger las aldeas de los incendios forestales. Al cambio de paradigma en ese rural abandonado la Xunta le ha puesto el nombre de aldeas modelo, y en la actualidad tienen en marcha 16 proyectos, en los que, además de volver a hacer productivos terrenos que estaba infrautilizados, hará una investigación real de la propiedad de las fincas y actualizar así el catastro para «adecualo á realidade» a través de un posible convenio con el propio Catastro y, en última instancia, siguiendo el procedimiento previsto, llegar a inscribir las parcelas en el Registro de la Propiedad.

«Só polo interese que ten refacer o catastro xa sería interesante o concepto de aldeas modelo», afirmaba el conselleiro José González frente a los asistentes a las jornadas técnicas de Xesbío, pero el plan que tiene en marcha el Ejecutivo autonómico quiere ir mucho más allá.

Se trata, sobre todo, de volver a implantar actividad agroganadera en esas franjas hoy improductivas debido al abandono del medio rural. La Xunta, a través de la empresa pública Seaga, se encarga de la limpieza de las fincas durante un lustro a cambio del compromiso de al menos el 70 % de los propietarios (es el mismo porcentaje que marca la legislación para poder hacer concentraciones parcelarias) de implantar alguna actividad agroganadera en el terreno ese período de cinco años.

La consellería, a través de sus servicios, realiza el trabajo de buscar quien explote los terrenos en el caso de que los propietarios no tengan un proyecto propio para sus parcelas. Además, las oficinas agrarias comerciales hacen una determinación de los cultivos o de la ganadería que mejor se adapta a cada una de esas aldeas modelo, en las que también se investigará la propiedad real de los terrenos a través de las estructuras agrarias del departamento que dirige José González para actualizar los registros.

Al programa de aldeas modelo se puede adherir cualquier ayuntamiento, no solo los que cuentan con parroquias priorizadas, pero «nas aldeas que estamos limpando imos intentar tamén implantar esa actividade agrogandeira», avanzaba el conselleiro de Medio Rural.

El plan es que este año se pongan en marcha un máximo de 40 aldeas modelo en toda Galicia, y José González avanzó que le gustaría que el proyecto siguiese aumentando exponencialmente en el futuro «porque nós estamos en disposición orzamentaria e de filosofía de traballo para que isto se consiga».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Así son las aldeas modelo: investigación de la propiedad real, actualización del catastro y terrenos productivos