Las tierras sin identificar ni limpiar para evitar incendios serán expropiadas

La Xunta admite la dificultad de dar con dueños de fincas en riesgo

Cartel advirtiendo a los propietarios de una finca con maleza que la limpien, en A Coruña
Cartel advirtiendo a los propietarios de una finca con maleza que la limpien, en A Coruña

Santiago / La Voz

La Administración notifica, pero nunca obtiene respuesta. Así que acaba asumiendo ella el trabajo para prevenir que los incendios forestales se acerquen a las viviendas. Es una historia que se repite una y otra vez en Galicia y que ilustra perfectamente el abandono masivo al que ha estado sometido el medio rural: las fincas ya no se trabajan. Por no tener, no tienen ya ni dueño. Así que en el 2017 la Xunta cambió la legislación. Si no aparece el propietario conocido de un terreno, las administraciones asumen las labores de limpieza preventiva y si los costes son mayores que el valor catastral del terreno, puede expropiarlo.

Esa posibilidad, que se introdujo en la ley de acompañamiento de los Orzamentos del 2018, todavía no ha sido invocada, o al menos ni la Xunta ni la Fegamp tienen constancia de expediente alguno en ese sentido. Pero se contempla, sobre todo porque la problemática de los propietarios desconocidos es algo que la Consellería de Medio Rural ha advertido en reiteradas ocasiones y que probablemente, donde más incidencia está teniendo «é arredor das aldeas, porque aí tamén hai unha porcentaxe de abandono importante».

Lo reconocía el conselleiro de Medio Rural, José González, antes de la inauguración de una jornada de formación sobre la nueva aplicación informática, Xesbío, que ayuda a los 97 concellos con plan de prevención y extinción a sistematizar las notificaciones y la adhesión al contrato de limpieza de fincas en las franjas de seguridad, esas en las que se repite la historia del propietario ausente y la labor subsidiaria de la administración pública. Aunque no siempre ocurre así.

De hecho, parece que los trabajos de concienciación empiezan a dar sus frutos. En las conocidas como parroquias priorizadas -actualmente unas 70 en 35 concellos y que son especialmente vulnerables a los incendios forestales- el 30 % de los terrenos forestales han sido limpiados de manera voluntaria por los titulares. Y aquellos que no las han rozado aún ya se están adhiriendo al contrato del sistema público de limpieza «a un ritmo moi bo».

Aunque el departamento autonómico todavía está analizando los datos de limpiezas voluntarias del conjunto de la comunidad, el conselleiro avanzó que en el total de Galicia el porcentaje seguramente sea aún mayor que ese 30 % del terreno de las parroquias priorizadas.

También sigue aumentando el número de concellos adheridos al convenio de protección de las aldeas, 222 a día de hoy, con lo que siete de cada diez concellos han entendido «sobre todo os do rural, o problema que teñen enriba coa necesidade de que se limpen as franxas». José González aprovechó para hacer un llamamiento a la coordinación para avanzar en la gestión de la biomasa, especialmente en un momento en el que la vegetación ha crecido mucho más que lo que se corresponde a un año normal, según explicó el director xeral de Montes, Tomás Fernández-Couto.

«Estamos falando dun traballo importantísimo, porque Galicia ten 37.000 núcleos de poboación», recordó José González, y por eso, tras constatar ese incremento de las limpiezas de carácter voluntario, la Administración incide en la ejecución subsidiaria de las limpiezas. «Quero reiterar que non temos ningunha vontade nin de sancionar nin de cobrar aos propietarios pola execución subsidiaria, senón que pretendemos que as franxas das nosas aldeas estean o máis limpas posible ou totalmente limpas para ser un mecanismo de prevención contra os incendios forestais», recalcó el titular de Medio Rural.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Las tierras sin identificar ni limpiar para evitar incendios serán expropiadas