La bolsa de vivienda para universitarios se contrae por los pisos turísticos

La escasez y precios elevados obliga a los estudiantes a irse a las zonas periféricas


Santiago

El campus universitario más grande de Galicia empieza a ser incapaz de dar vivienda a los estudiantes. Lo constatan las asociaciones estudiantiles, críticas con una burbuja, la de los arrendamientos, que «os pisos se reducen e as prezos aumentan», explican desde Erguer, un colectivo estudiantil que denuncia que son «os grandes prexudicados» de lo que está ocurriendo con los alquileres. «Nas principais cidades universitarias, sobre todo nas masificadas sexa por estudantes, turistas ou ambas, é difícil atopar pisos asequibles e situados preto das facultades», afirman desde la organización Erguer, para después denunciar la situación de «desamparo» en la que se encuentran.

No solo es que se estén acabando los pisos céntricos disponibles. Es que los universitarios empiezan a salir incluso de los cascos urbanos. «Comeza a acontecer», reconoce Ana Fidalgo, una de las portavoces del colectivo estudiantil Anega. En Compostela, han sido desplazados de las zonas céntricas hacia barrios periféricos (como Santa Marta o Vite) e incluso a ciudades dormitorio situadas en ayuntamientos limítrofes. Lo explica Carlos Debasa, presidente de la Asociación Galega de Inmobiliarias (Agalin). «No es de recibo que un estudiante venga a vivir a Santiago y lo tengas que mandar a Bertamiráns -denuncia-.Históricamente hemos alquilado a estudiantes en la zona vieja y ahora eso es el caramelo de los pisos turísticos. Es muy difícil ya encontrar un piso de alquiler tradicional».

¿Qué está ocurriendo? Carlos Debasa usa una metáfora muy visual: «Más que goteo, es un chorro abierto», dice del trasvase de viviendas del mercado de alquiler tradicional al turístico. «La estamos sufriendo a todos los niveles, en toda Galicia, pero en Santiago es sangrante». Según el registro de la Xunta, en las siete ciudades hay en la actualidad casi 1.600 viviendas turísticas. Solo Santiago suma, prácticamente, la oferta de Vigo y A Coruña juntas. Lo que es difícil es tener una estimación estadística de lo que supone ese trasvase. «Estamos intentando cruzar nuestras bases de datos, porque es muy difícil definir los que se van al mercado turístico», sobre todo porque existe una bolsa de viviendas que no están cumpliendo con la legislación, apuntan en las inmobiliarias.

Las causas

Migran porque la rentabilidad de un piso dedicado al turismo es mucho más alta que la de un piso de larga estancia. «Sobre todo en estos meses. Es que gente que viene dos días y se va y además paga por adelantado evita cualquier tipo de desahucio, de destrozos en el piso, de impagos...», añade Debasa. Por ejemplo, se alquila durante dos días a doscientos euros, lo que conlleva más dinero que con el alquiler tradicional a medio plazo.

Así que en apenas dos años, el mercado tradicional, que es al que acuden los universitarios, se ha reducido considerablemente. «Y eso lo tenemos exactamente medido. Si antes teníamos cien, ahora tenemos cincuenta», reconoce el presidente de la Asociación Galega de Inmobiliarias. «Hay gente que quiere vivir en pisos de alquiler y no puede porque no hay», añade. No hay pisos disponibles y los que hay están más caros, la calidad no ha aumentado y aun así «en 24 horas lo tienes alquilado».

Los pisos turísticos, dicen en el sector, han venido para quedarse. «Es una buena alternativa para los propietarios, pero creemos que debería tener una regulación», afirma Debasa, que reclama de las administraciones «un plan, el que sea, pero un plan» como los que ya se han planteado en Barcelona, en Madrid o en Valencia. Porque hasta ahora ha habido buena sintonía con la administración «pero no se ha concretado nada» en la regulación del mercado, dice Debasa. «E agora vén o Xacobeo 2021. Iso vai ser de loucura», vaticina Ana Fidalgo.

«Nosotros no somos los culpables», se defienden desde los pisos turísticos

«Desde hace mucho tiempo estamos sufriendo una presión mediática que parece que somos los culpables de las políticas de vivienda que se han llevado en este país». Así valora Dulcinea Aguín, presidenta de Aviturga, la asociación de viviendas turísticas de Galicia, la situación de escasez de pisos en renta en amplias zonas de Galicia. Se defiende de quien señala este negocio como el culpable de la burbuja del alquiler. «Un piso que se destina a turismo se destina desde el principio a ese mercado. Las viviendas que están en el mercado turístico no son las que están en el tradicional. Son viviendas con características y servicios completamente diferentes»», afirma.

Aguín cita un informe del Banco de España que dice que no existe una correlación entre el incremento de los precios y las viviendas de tipo turístico. La presidenta de Aviturga también apoya su argumentación en los datos de viviendas desocupadas en Galicia. «Si hay viviendas en esa situación no pueden decir que el problema de que no haya pisos para estudiantes es de las viviendas turísticas», lamenta Dulcinea Aguín, que reclama «estudios rigurosos» antes de señalar culpables de la especulación que sufre el mercado del alquiler.

¿Existe una saturación del mercado de la vivienda turística, que se han duplicado en apenas un año? Según Aviturga, no. «La oferta fue mucho más grande este año», recalca la presidenta, «Lo que nosotros entendemos es que Galicia sigue siendo un destino prioritario y muy demandado, pero quizá lo que está fallando es en la comercialización, y en eso hay que poner el foco».

La oferta de pisos en alquiler en Galicia se redujo a la mitad en solo dos años

Gabriel Lemos

Los precios, que han subido hasta un 20 %, seguirán al alza, advierten las inmobiliarias

Las inmobiliarias gallegas disponen actualmente de 3.930 viviendas para alquilar. Así, a simple vista, pueden parecer muchas, pero si se pone en contexto la cifra, y se compara con la de agosto del 2017, cuando el stock de casas en arrendamiento superaba las 7.000, se concluye que la oferta ha caído casi a la mitad en apenas dos años.

Así lo apunta el último informe sobre el mercado de la vivienda en la comunidad, publicado ayer por la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias, que revela que la reducción de la bolsa de pisos en alquiler es especialmente acusada en las grandes ciudades, sobre todo en A Coruña, Vigo, Santiago y Lugo. En ellas se concentra la tormenta perfecta: a la demanda de pisos para arrendamiento residencial (acrecentada desde hace unos años por un contexto de mayor inestabilidad laboral y salarios más bajos) se une la presión de los universitarios y, sobre todo, la del mercado turístico, que ha hecho que muchos propietarios prefieran derivar sus pisos al alquiler vacacional, que puede ofrecer mayor rentabilidad.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La bolsa de vivienda para universitarios se contrae por los pisos turísticos