Un informe sitúa a Galicia entre los territorios más perjudicados por la paralización de las entregas a cuenta

El dinero adeudado por Hacienda supondría casi el 1 % del PIB gallego

El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, junto al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo
El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, junto al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo

redacción / la voz

Galicia lleva semanas reclamando los 530 millones pendientes de las llamadas entregas a cuenta (más otros 170 millones pendientes de ejercicios pasados), y liderando la reclamación ante Hacienda para que busque un mecanismo que desbloquee esos fondos. Es una cantidad muy relevante, alrededor del 5 % de lo presupuestado este año por la Xunta. Y puede suponer un golpe considerable al gasto público autonómico.

Un informe de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea, una organización liberal) permite advertir mejor ese roto: supone casi el 1 % de lo que genera la economía gallega en un año. En concreto, el 0,8 % de su PIB.

Con ese porcentaje, la gallega está entre las comunidades más perjudicadas por ese bloqueo de fondos de Hacienda. La peor, Extremadura, para la que no disponer de las entregas a cuenta actualizadas supone el 2,2 % de su producto interior bruto. Le sigue la Comunidad Valenciana, con el 1,8 % de su PIB; y luego un grupo de cuatro territorios con ese impacto de entre el 0,9 y el 0,8. Junto a Galicia están también ahí Murcia, Cantabria y Asturias. No extraña que algunas de esas autonomías estén también reclamando públicamente que haya un desbloqueo.

Hay un grupo de comunidades -Andalucía, Aragón o Cataluña, entre otras- con un efecto neutro en sus cuentas, que se explica porque son territorios que no actualizaron sus entregas a cuenta para el 2019, o que han prorrogado sus presupuestos.

La carencia de esos fondos tendrá consecuencias no solo en el gasto -Cantabria ya ha avanzado que quizá tenga que recortar partidas-, sino en los objetivos de déficit de las comunidades fijados para este 2019, según las propias estimaciones de Fedea: «Las comunidades autónomas van a recibir de entregas y liquidación 4.739 millones de euros menos de lo presupuestado en ingresos porque no se han aprobado los Presupuestos Generales del 2019. Esta cantidad que supone un 0,4 % del PIB va a provocar que el cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria del -0,1 % del PIB sea improbable».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un informe sitúa a Galicia entre los territorios más perjudicados por la paralización de las entregas a cuenta