La madre y el hijo que se tiraron de un puente en Ourense no denunciaron malos tratos

El alcalde Jácome: «Habrá que ver si hubo algún tipo de dejadez por parte de los funcionarios»


Ourense

Con la investigación sobre su muerte prácticamente cerrada, el suceso de la madre y el hijo que se precipitaron desde una pasarela peatonal a la N-120 en Ourense dejó en evidencia que existieron fallos en el sistema. Desde su llegada a la ciudad de As Burgas hasta el trágico accidente pasaron cuatro días en los que ambos expusieron su situación no solo a parte de su familia sino también a diferentes organismos dependientes del Concello de Ourense: Servicios Sociales y Policía Local.

La madre y el hijo relataron una situación «conflictiva» dentro de su hogar en Barcelona con el marido y padre de ambos. Fuentes de la investigacion señalaron que esta circustancia se daba por ambas partes y que una fuerte discusión pudo estar detrás del abandono del hogar por parte de madre e hijo y de su viaje a Galicia. No existen denuncias contra el hombre y tampoco llegaron a interponerlas en la ciudad de As Burgas, aunque sí acudieron a la Policía Local con esta idea.

El Ayuntamiento de Barcelona no quiso ofrecer información sobre la situacion en la que vivía la familia, aunque sí se sabe que sufragaron su traslado hasta Santiago de Compostela. A su llegada a Ourense, se pusieron en contacto con sus familiares para buscar una solución y, según informó Europa Press, el domingo estos llegaron a alertar al 112 ya que el joven había afirmado que se tiraría a las vías del tren. En ese momento se activó el protocolo correspondiente y ADIF puso en marcha un control de tráfico ferroviario. Finalmente no lo hizo. También pidieron ayuda en Servicios Sociales, donde se les ofreció un lugar para quedarse. Ellos querían, además, que les sufragasen el billete de vuelta a Barcelona. Les dijeron que ese no era el fin del servicio. Así, se alojaron en un hostal de la ciudad.

El lunes del suceso, acudieron a Policía Local donde, según el alcalde de Ourense, les indicaron que para formular denuncias de malos tratos deberían dirigirse a la Nacional. De ahí fueron hasta la estación de autobuses para comprar un billete, que no les extendieron porque no llevaban dinero. Minutos más tarde se precipitaron a la N-120.

«La secuencia que conozco es que estas personas acudieron a la Policía Local el viernes pasado a hacer una denuncia y les mandaron a los Servicios Sociales. Fueron el lunes y allí les dijeron que no le podían pagar un billete de autobús. Que volvieron a la Policía Local y que querían hacer una denuncia, creo que por malos tratos, y les dijeron que no las llevaban allí, que tenían que ir a la Policía Nacional», resumió el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome.

Jácome, sobre el caso de la madre y el hijo fallecidos: «Habrá que mirar si hubo algún tipo de dejadez de los funcionarios»

La Voz

El alcalde de Ourense apunta que «el chico se suicidó y que la madre fue detrás»

«La secuencia que conozco es que estas personas acudieron a la Policia Local el viernes pasado a hacer una denuncia y les mandaron a los Servicios Sociales. Fueron el lunes y allí les dijeron que no le podían pagar un billete de autobús. Que volvieron a la Policia Local y que querían hacer una denuncia, creo que por malos tratos, y les dijeron que no llevaban estas denuncias, que tenían que ir Policia Nacional». De esta manera resumió el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, en declaraciones a Onda Cero, la intervención de los servicios que dependen del Concello de Ourense ante la presencia de madre e hijo en la ciudad de Ourense.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La madre y el hijo que se tiraron de un puente en Ourense no denunciaron malos tratos