La Xunta avisa: la deuda pendiente de Madrid puede afectar a sus proveedores

Rubén Santamarta Vicente
rubén santamarta REDACCIÓN

GALICIA

El conselleiro de Facenda, este viernes con el presidente de la Fegamp
El conselleiro de Facenda, este viernes con el presidente de la Fegamp Óscar Corral

Comunidades del PSOE siguen los pasos de Galicia y también denuncian la retención de fondos de Hacienda, aunque con un tono más rebajado

02 ago 2019 . Actualizado a las 19:56 h.

La Xunta empieza a ponerse en modo preventivo ante la situación de bloqueo en la que se encuentran las llamadas entregas a cuenta, esto eso, los fondos que mes a mes entrega el Ministerio de Hacienda a las comunidades autónomas procedentes de los ingresos que recibe el Estado (principalmente IVA e IRPF). La Consellería de Facenda teme que, si persiste el bloqueo por parte del Gobierno, haya «tensiones en la tesorería» en el tramo final del año. «Hay una partida comprometida fija en nuestras cuentas, que es el pago de 90.000 nóminas cada mes, y si no contamos con esos fondos a los que tenemos derecho, nos veremos condicionados en otras partidas previstas», apuntan fuentes de la consellería.

El Gobierno gallego reclama 700 millones al Estado en tres conceptos diferentes. Especialmente relevante son 530 millones con los que contaba para este 2019 -correspondientes a esas entregas a cuenta-, prácticamente el 5 % del presupuesto anual de la Xunta. La ausencia de esos fondos «xa nos está condicionando», admitía este viernes el conselleiro, Valeriano Martínez. Por ejemplo en el período de pago con los proveedores. El Gobierno gallego abona sus facturas dentro de los límites de 30 días que otorga la ley (suele estar en 15-16 días), pero podría empezar a haber retrasos, y, consecuentemente, incumplir uno de los requisitos que se marcan en la ley de estabilidad presupuestaria. Es un temor sobre todo en el último tramo del año, cuando se liquidan más obras de la Administración.

La justificación

Hacienda argumenta que, al estar en funciones y con los presupuestos prorrogados, no puede actualizar esas entregas; se están comprometiendo (y pagando) las del 2018, porque no hay nuevas cuentas. Y de ahí el desfase.