El Parlamento designará este miércoles en un pleno a Dolores Fernández como nueva Valedora

La designación de la magistrada, que requiere el apoyo de tres quintas partes de los diputados, tiene el respaldo del grupo socialista

A la izquierda, Dolores Fernández Galiño, a quien el PPdeG propone como Valedora do Pobo, durante un juicio -es magistrada- en 2002
A la izquierda, Dolores Fernández Galiño, a quien el PPdeG propone como Valedora do Pobo, durante un juicio -es magistrada- en 2002

Santiago de Compostela

La junta de portavoces del Parlamento gallego ha dado luz verde esta misma mañana para que el pleno del próximo miércoles día 31 designe al nuevo Valedor do Pobo, la institución encargada de velar por los derechos fundamentales de los gallegos, y que se halla sin nadie al timón desde que Milagros Otero oficializara su marcha. Un adiós que se produjo el pasado martes, 120 días después de que el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) tumbase el recurso a la sentencia que la condenaba por el nombramiento como jefa de personal de María Puy Fraga, hermana del portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, y sobrina del fallecido fundador del PP, Manuel Fraga. Para suceder a Otero en el cargo, los populares han propuesto a la magistrada María Dolores Fernández Galiño. Pero no le basta el voto de sus 41 representantes, porque este nombramiento requiere el concurso de tres quintas partes de la Cámara, es decir, el respaldo de, al menos, 45 diputados. Todo indica que la nueva Valedora será el elegida el miércoles porque cuenta con el visto bueno de los socialistas, quienes ven en este perfil a una persona independiente, sin significación política, y perteneciente a la carrera judicial, tal y como ha destacado esta misma mañana el portavoz socialista en O Hórreo, Xaquín Fernández Leiceaga.

El acuerdo entre populares y socialistas no ha sido bien recibido por el resto de los grupos parlamentarios, que ven una en él reedición del viejo bipartidismo en un asunto que, por su trascendencia, requería haber abierto una proceso de negociación y diálogo, de forma que la institución del Valedor pudiese recobrar buena parte del prestigio perdido. En este sentido se pronunció Manuel Lago, portavoz de En Marea. «Levamos tres anos de historia negra da institución, que está hoxe nunha crise reputacional sen precedentes na historia democrática do noso país; facer isto ás presas e sen consenso significa tropezar por dúas veces na mesma pedra, pois a forma de elixir o cargo determina a forma de traballo da institución», insistió. Desde el BNG, Olaia Rodil lamentó que el PP se de ahora la prisa que no tuvo para propiciar la dimisión de Otero e hizo un llamamiento a cambiar el modo de trabajo. «Comezamos mal, moi mal, para renovar unha institución desprestixiada entre outras razóns polo empeño do PP de manter ao fronte a unha persoa condenada por nepotismo e por caciquismo, nada menos que por colocar á irmá do portavoz parlamentario do PP. E despois de ter desoído durante meses a petición do BNG de cese da valedora, agora quere facer unha renovación a fume de carozo e sen negociación nin diálogo», sostuvo Rodil.

También se ha mostrado muy crítico desde el grupo mixto, Luís Villares, quien lamentó que con este pacto entre PP e PSOE «pérdese unha oportunidade de establecer unha estraexia de cooperación leal no espazo progresista galego para poder ir avanzando unha idea da alternativa progresista para as eleccións do ano 2020». 

El secretario general de los populares gallegos, Miguel Tellado, ha dado una versión bien diferente y ha defendido que durante tiempo se ha estado hablando y negociando con todas las fuerzas con representación en la Cámara gallega, unas conversaciones, dijo, que se intensificaron tras las elecciones municipales, el pasado 26 de mayo. Tellado quiso destacar ayer los méritos profesionales de Fernández Galiño, magistrada de la sección segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña y miembro del tribunal del caso Prestige.

La valedora presenta su carta de renuncia ante el Parlamento

Juan Capeáns
La Valedora do Pobo, Milagros Otero
La Valedora do Pobo, Milagros Otero

Milagros Otero puso su cargo a disposición hace cuatro meses y ahora está a la espera de sustituto

La valedora do pobo ha consumado su dimisión en diferido sin alcanzar su objetivo de garantizar un relevo. Milagros Otero registró este martes un documento de renuncia dirigido al presidente del Parlamento de Galicia en el que renuncia al puesto para el que fue escogida el 3 de agosto del 2015 y del que tomó posesión el 2 de septiembre de ese mismo año. En su carta a Miguel Santalices, Otero afirma que fue «unha honra para min servir a Galicia, o que fixen en todo momento coa lealdade, responsabilidade e honestidade que esta posición requiría».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Parlamento designará este miércoles en un pleno a Dolores Fernández como nueva Valedora