El AVE llegará a Galicia en medio de un posible abaratamiento de los billetes

El ADIF modifica sus peajes para que la entrada de operadores en el 2020 baje las tarifas


redacción / la voz

La liberalización del transporte de viajeros en tren dio este lunes un paso definitivo. Los consejos de administración del ADIF y ADIF Alta Velocidad aprobaron la modificación de sus Declaraciones sobre la Red 2019, un documento que fija las condiciones para abrir la red ferroviaria española a nuevos operadores el 14 de diciembre del 2020, tal y como establece la directiva de la Unión Europea. El trámite supone iniciar el proceso de liberalización y de selección de las compañías que, a partir de esa fecha, pondrán fin al monopolio ejercido por Renfe desde mediados del siglo XX. Las empresas interesadas tienen de plazo para presentar sus solicitudes hasta el próximo 31 de octubre, y antes del 15 de diciembre el ADIF deberá dar a conocer los operadores elegidos para la preadjudicación de líneas y horarios, prácticamente un año antes de que se produzca por ley la apertura del mercado español.

En diciembre se conocerán las empresas que competirán con Renfe en el AVE

La hoja de ruta aprobada este lunes por el administrador ferroviario recoge buena parte de las alegaciones presentadas por las empresas interesadas pero también por la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC). Precisamente, entre las demandas del superregulador figuraba que la entrada de competidores en el sector redunde en beneficios para los usuarios. En esa línea, el ADIF informó de que ultima con el Ministerio de Fomento la modificación del sistema de cánones (también conocidos como peajes) que cobra a los operadores por el uso de la red ferroviaria, para que puedan ser fijados y revisados con mayor flexibilidad. Así, los citados peajes dejarían de ser establecidos anualmente por los Presupuestos Generales del Estado. Para poder dotar a las empresas de un marco tarifario predecible, se realizarán propuestas de cánones para un período de cinco años, siguiendo un sistema similar al que actualmente se aplica en el caso de las tasas aéreas.

Para la CNMC, la revisión del sistema de cánones ferroviarios era uno de los grandes desafíos de cara a la liberalización del sector. Y es que su pago supone alrededor del 40 % de los costes de explotación de los operadores, por lo que condiciona no solo el atractivo de las líneas, sino las estrategias comerciales de las empresas que pasen a competir con Renfe. Es decir, tiene influencia directa en la calidad y precio de los servicios ofertados.

La intención del ADIF es que las nuevas formas de fijación de los peajes puedan suponer un abaratamiento de los billetes. De cumplirse su previsión, la entrada en funcionamiento del AVE gallego, prevista a día de hoy para la segunda mitad del año 2020, podría llegar acompañada de mejores tarifas en los servicios de la Alta Velocidad española.

Un 65 % más de oferta

Los operadores podrán solicitar capacidad para cualquier línea de la red ferroviaria, pero en el caso de la Alta Velocidad, el ADIF ha aumentado la oferta en un 65 % respecto a la actual, de modo que puedan operar de forma óptima al menos tres empresas. Aunque no figura entre los ejes con más demanda (que son el Madrid-Barcelona-Frontera Francesa, el Madrid-Levante y el Madrid-Toledo-Sevilla-Málaga), ya hay empresas interesadas en explotar la línea de alta velocidad a Galicia. La explotación de la línea convencional A Coruña-Vigo-Oporto ya ha sido autorizada a la división ferroviaria de Arriva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El AVE llegará a Galicia en medio de un posible abaratamiento de los billetes