«Hay mucho miedo a contradecir la verdad oficial»

Jesús Domínguez, presidente de la Plataforma de Víctimas del Alvia 04155, cree que es necesario continuar investigando el caso

Jesús Domínguez viajaba en el Alvia que descarriló en Angrois
Jesús Domínguez viajaba en el Alvia que descarriló en Angrois

santiago / la voz

Como la de todos los que viajaban en aquel tren que descarriló en Angrois, a Jesús Domínguez y a su familia les cambió la vida aquel 24 de julio del 2013. Primero, por las graves lesiones que sufrieron, y después, porque él asumió ser una de las caras visibles de la larga lucha que desde hace ya seis años libran para que se depuren todas las responsabilidades del trágico siniestro y no se culpe únicamente al maquinista.

-¿Qué sabor de boca les ha dejado la comisión de investigación sobre el accidente que hubo en el Congreso? ¿Ha valido de algo?

-Nos ha dejado una sensación agridulce. Ha servido para dos cosas fundamentales. Una es que por fin vimos a una serie de técnicos del Cédex [Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas], que es un organismo un poco más independiente de Fomento, dejar claro que había un agujero de seguridad y que con el ERTMS el accidente podría haberse evitado. Y otra, es que el actual director del Cédex confirmó que había miedo en ADIF a hablar y que se tenía que repetir la investigación por parte del Gobierno. Que alguien públicamente hablara de ese temor que había sentido explica por qué los técnicos de Renfe, el ADIF y Fomento no eran capaces de responder a determinadas preguntas y es que parece que hay mucho miedo a contradecir la verdad oficial. Eso nos dejó satisfechos.

-¿Influirá lo que ocurrió en la comisión en la Audiencia a la hora de resolver sobre los recursos al auto de cierre de la instrucción?

-Hay dos datos que sí pueden influir. Uno es que el anterior director de Seguridad de Renfe dijo que conocían el riesgo de la curva de Angrois. Choca mucho que sí conocieran ese riesgo y que no hicieran nada. El otro es que en la comparecencia del director de Seguridad de la Agencia Ferroviaria Europea dijo claramente que era un error dejar todo en manos del maquinista y que era obligatorio realizar el análisis de riesgos que no se hizo en la curva de Angrois. Es un aporte más de documentación y de opiniones de expertos que sí creemos que pueden tenerse en cuenta en el proceso judicial.

-¿Si la Audiencia Provincial refrenda el cierre de la instrucción, con qué sensación se quedarían las víctimas?

-Por una parte, son seis años y queremos que se abra juicio oral, lo que pasa es que nosotros entendemos que, además del maquinista, también deben estar acusados el director de Seguridad del ADIF, que por ahora sigue imputado en la causa y confiamos en que la Audiencia así lo mantenga, pero también consideramos que en Renfe hay cargos que tenían responsabilidad penal en el análisis de riesgos y que por eso deben ser juzgados, porque no hicieron nada.

-Imagino que tras seis años necesitan que haya un juicio para poder pasar página.

-La verdad es que una justicia lenta no es tanta justicia. Por eso, sí tenemos ganas de terminar, pero que sea con todas las garantías y tras haberse realizado todas las investigaciones. Una cosa que nos preocupa, y es en lo que nos vamos a centrar en este aniversario, es que seis años después todavía no ha habido una investigación técnica del accidente. La Unión Europea así lo reclama y el Gobierno y el Estado se niegan a ello.

La aseguradora de Renfe ha adelantado 15 millones para pagar indemnizaciones

xurxo melchor
Víctimas y familiares reunidos en Angrois en el primer aniversario de la tragedia ven pasar el tren a la misma hora en que se produjo el descarrilamiento un año antes
Víctimas y familiares reunidos en Angrois en el primer aniversario de la tragedia ven pasar el tren a la misma hora en que se produjo el descarrilamiento un año antes

Las víctimas han podido retirar el dinero del juzgado en concepto de anticipo

Las víctimas del accidente de tren de Angrois siempre han desvinculado su lucha del cobro de las indemnizaciones a las que tienen derecho, y no han querido que les hablasen de dinero cuando reclamaban que no solo tenía responsabilidad penal el maquinista, sino también altos cargos tanto del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) como de Renfe.

A lo largo del procedimiento, la aseguradora de responsabilidad civil de Renfe Operadora, QBE Insurance, ha consignado dinero en tres ocasiones en el juzgado de instrucción que lleva el caso, el número 3 de Santiago. En total, casi 15 millones de euros, que es la cantidad que la compañía ha calculado que le corresponde a todas las víctimas del siniestro.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Hay mucho miedo a contradecir la verdad oficial»