La hospitalización a domicilio libera casi 280 camas diarias

Actualmente estas unidades atienden a algo más de 6.000 pacientes al año en toda Galicia


redacción / la voz

«Na casa estou máis cómodo e por unhas análises e a administración dun antibiótico non estou ocupando unha cama valiosa nun hospital», reflexionaba hace unos días un paciente que recibía atención hospitalaria en su domicilio en el área de A Coruña. La liberación de las siempre solicitadas camas en los hospitales gallegos es precisamente uno de los beneficios que aportan los servicios de HADO (hospitalización a domicilio) que funcionan en Galicia.

Actualmente, según datos de la Consellería de Sanidade, el trabajo de estas unidades permite liberar cada día 279 camas, al ser atendidos en sus propias viviendas pacientes que, de otro modo, deberían permanecer ingresados en alguno de los centros hospitalarios gallegos.

Las unidades de HADO, que comenzaron a funcionar en Galicia hace treinta años y que actualmente se han extendido a los catorce hospitales públicos que existen en la comunidad, atienden a día de hoy a algo más de 6.000 pacientes anuales. De hecho, en el 2018 el número de ingresos en estos servicios aumentó un 28 % hasta alcanzar los 6.128.

 

Para atenderlos, los profesionales médicos y de enfermería que componen estas unidades realizaron el año pasado más de 57.000 visitas a domicilio. Y es que la estancia media de los pacientes en este servicio (es decir, el tiempo que transcurre entre que se decreta su hospitalización y que se los considera preparados para recibir el alta médica y dejar de ser visitados por los sanitarios) es de 16,64 días, durante los que son atendidos con diferentes frecuencias según sus patologías y necesidades. La estancia media general en los hospitales gallegos, según datos del IGE referidos al año 2017, es de 7,7 días.

La intención de la Xunta es que con el nuevo plan de hospitalización a domicilio aumente el número de gallegos que reciban cuidados hospitalarios directamente en sus casas, ya que de la cobertura actual del 70 % de la población gallega aspira a pasar al 100 %.

Coordinación con Primaria

A pesar de que el plan de HADO recibió críticas por parte de la Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública al entender que «avanza no modelo hospitalo-céntrico e supón unha nova descapitalización da atención primaria», desde la Xunta aseguran que se reforzará el vínculo entre ambos modelos asistenciales, al incluir la atención compartida de primaria y de los profesionales de hospitalización a domicilio. Ambos asistirán a los pacientes de manera coordinada, incluso programando visitas conjuntas cuando sea necesario. Además, se pretende establecer circuitos de derivación normalizados y protocolizados entre atención primaria y HADO, así como entre estos últimos y las residencias, diseñando y adaptando herramientas electrónicas que lo hagan posible.

«Este es el futuro de nuestra sanidad»

Mónica P. Vilar
;
Así es una jornada de trabajo del servicio de hospitalización domiciliaria Acompañamos a los profesionales de HADO de A Coruña a varias de sus visitas y conocemos cómo funciona esta unidad

Compartimos una jornada de trabajo con la unidad de hospitalización a domicilio del área coruñesa

Ocho y cuarto de la mañana. La Unidad de Hospitalización a domicilio (HADO) de A Coruña, radicada en el hospital de Oza, bulle de actividad. Las enfermeras entran y salen del almacén preparando el material y las bolsas con la medicación de cada enfermo. En el cuarto contiguo, los médicos de la unidad también revisan las historias clínicas de sus pacientes y preparan las rutas que les tendrán fuera toda la mañana. De estas primeras labores del día depende el resto de la jornada. Aquí la organización previa es esencial para poder realizar en tiempo todos los desplazamientos y visitas previstas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La hospitalización a domicilio libera casi 280 camas diarias