Feijoo recomienda «sentidiño» en Monte Neme y señala a la empresa como única responsable

Los técnicos de la Xunta hicieron una inspección la pasada semana tras notificaciones «continuadas» a la compañía


Santiago

El presidente de la Xunta terció en la polémica por los espacios naturales ocupados antiguamente por explotaciones mineras para recomendar «prudencia e sentidiño». Se refería en concreto a la situación que se ha generado en torno a Monte Neme y su aparente atractivo visual, que no se corresponde con la salubridad de las aguas. Feijoo puso por delante esos dos «principios básicos», y descargó a la Administración autonómica de cualquier responsabilidad porque es a la antigua compañía explotadora la que tiene la obligación de recuperar el espacio, «e nós non imos suplir ás empresas que non fan o que lle corresponde, e menos con cartos públicos».

El jefe del Gobierno gallego explicó que hay un «plan de peche» para esa mina y la responsable es la propietaria del título concesional de explotación. Esa empresa está notificada de forma clara «e continuada» de que suya es la responsabilidad. Después de estos contactos, la Xunta comprobó que no se ejecutaban esas peticiones, y en el año 2016 se adoptaron decisiones de seguridad de carácter secundario. Los técnicos autonómicos realizaron una inspección la pasada semana para comprobar esas medidas, que consisten en sellar las balsas y marcar el perímetro, para lo que debe llegar a un acuerdo con la comunidad de montes, dueña de los terrenos.

Feijoo comparó esta situación con el accidente que sufrió una visitante de la playa de As Catedrais que murió por la caída de unas piedras. «Nós non podemos actuar na costa, pero cando hai un problema, é para o Goberno autonómico», que fue la que señalizó la zona entre críticas.

Un guardia controla a los instagramers en una mina abandonada de Ourense

íñigo rolán/ r. n.

Las fotos del lago azul de una antigua cantera de Cartelle se multiplican en las redes, pese a estar prohibida la entrada

Ourense tiene su propio Monte Neme. Se trata de una cantera situada en el municipio de Cartelle donde, afortunadamente, no está tan extendida la costumbre de bañarse, como ocurre en la Costa da Morte, donde hay quien ignora que las aguas son tóxicas. Lo que sí comparte la mina ourensana con la coruñesa es la capacidad de atraer a usuarios de redes sociales dispuestos a entrar en una propiedad privada para hacerse una foto junto al espectacular lago azul que se ha generado en la cantera con el paso de los años. Aunque ahora no hay actividad en la mina, sigue siendo peligroso visitar el lugar. La empresa Prebetong mantiene la licencia de explotación, a pesar de no realizar ningún tipo de trabajo en ella en estos momentos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Feijoo recomienda «sentidiño» en Monte Neme y señala a la empresa como única responsable