Cs insta a dimitir a una dirigente y ella lo deja porque el partido en Galicia obvia «el talento»

Los problemas se multiplican en Galicia para Ciudadanos

Ángeles Fernández Ramil, exresponsable autonómica de programas de Ciudadanos en Galicia
Ángeles Fernández Ramil, exresponsable autonómica de programas de Ciudadanos en Galicia

Los frentes internos se suceden en Ciudadanos en Galicia. A la dimisión de su portavoz en Galicia, la disolución de su junta local en Ourense, la expulsión de su único edil en Malpica y el abandono de buena parte de la dirección local en Pontevedra, se suma la dimisión forzada de su hasta ahora responsable autonómica de Programas, tercera baja que registra la actual cúpula naranja gallega.

Ángeles Fernández Ramil manifestó en las redes sociales que deja uno de los puestos de responsabilidad de Cs «por su modo de funcionamiento en Galicia, a espaldas del talento y la colaboración». Añade su discrepancia respecto a la política de pactos de la formación de Albert Rivera, alineándose con las tesis del que era su jefe jerárquico en el partido y responsable de Programas estatal, Toni Roldán, a favor de establecer un puente con el PSOE para evitar que los socialistas se vean abocados a un pacto con Podemos e independentistas. Critica Fernández Ramil también en una columna de opinión los acuerdos que su partido está fraguando con el PP y directa o indirectamente con Vox. Incide en esa opinión en el miedo que observa en Cs al que sobresale, pese a lo cual advierte que mantiene su militancia en la organización.

Otra versión

La versión oficial del partido difiere radicalmente de la manifestada por la dimisionaria. La diputada por Pontevedra Beatriz Pino señaló ayer que «el departamento de programas exige una dedicación, responsabilidad y compromiso que no estaban siendo cumplidos», por parte de Ángeles Fernández. Pino mantiene que se le invitó a dejar el cargo mediante una carta de dimisión «por decisión del comité autonómico y sin injerencias desde Madrid». La diputada trata de circunscribir el relevo «dentro de la normalidad como la de una empresa en la que se trata de alcanzar determinadas cotas de productividad», y para preparar en condiciones a Cs para las elecciones autonómicas de Galicia.

Pino rechaza que se pueda trazar un hilo conductor en los conflictos que está viviendo su partido en Galicia: «Cada uno obedece a una situación particular y no hay crisis alguna», mantiene.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Cs insta a dimitir a una dirigente y ella lo deja porque el partido en Galicia obvia «el talento»