Acosos, abusos e incluso violencia machista, peligros de la mensajería instantánea

El 97% de los jóvenes usan aplicaciones tipo WhatsApp


El 97 % de los jóvenes de entre 14 y 24 años utilizan de manera habitual alguna aplicación de mensajería instantánea, según datos del último informe Sociedad digital en España. Para los adolescentes se han convertido en un recurso que utilizan a diario, pero que esconde más de un peligro.

ciberacoso

«Bullying» omnipresente. El acoso escolar o entre menores no es un fenómeno nuevo, pero las redes sociales lo han llevado más allá de las aulas. Las víctimas siguen al alcance virtual de los agresores a todas horas y a cualquier distancia gracias, por ejemplo, a los mensajes o grupos de WhatsApp que, además, permiten multiplicar la repercusión de las burlas y amenazas, haciéndolas llegar a un número mucho más amplio de gente y extendiendo el daño que se realiza al destinatario de los ataques.

«sexting»

Material erótico. El envío de fotos y vídeos de carácter sexual con los propios menores como protagonistas pasa por ser una práctica habitual entre los adolescentes. Pero la imposibilidad de controlar qué pasa con ese material una vez se ha enviado lo convierte en una práctica de riesgo. Su divulgación pública, más allá del destinatario original, es el primer peldaño. Su utilización para presionar o extorsionar al menor, el siguiente. En ocasiones, si el material se acompaña de más información, metadatos o incluso una geolocalización, puede derivar en un peligro físico para el adolescente.

«grooming»

Adultos al acecho. A cara descubierta o haciéndose pasar por otro menor, existen adultos que se amparan en los chats para entablar relación con adolescentes. Una vez ganada su confianza, empiezan las presiones y chantajes con fines sexuales, que pueden ir desde el envío de material pornográfico hasta el intento de lograr relaciones físicas reales. El acosador puede operar solo o como parte de alguna red pedófila, pudiendo derivar incluso en prácticas de explotación sexual.

sexismo

Control de pareja. Entre los adolescentes también se reproducen roles propios de la violencia machista. Herramientas como el WhatsApp propician actitudes de control y sometimiento en las parejas, exigiendo él conocer en todo momento dónde y con quién está ella.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Acosos, abusos e incluso violencia machista, peligros de la mensajería instantánea