Casi 600 víctimas de violencia machista recibieron ayudas de la Xunta el año pasado

André Siso Zapata / J. M. P. REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

XUNTA

La mayoria de las mujeres afectadas residen en núcleos urbanos muy poblados y carecen de trabajo fijo

02 jul 2019 . Actualizado a las 17:40 h.

Las tendencias de los resultados se mantienen con respecto a los últimos años. Casi la mitad de las mujeres afectadas residen en núcleos urbanos muy poblados -un 49 %- , y un 25 % en zonas rurales poco habitadas. Son algunos de los datos ofrecidos por la secretaria xeral de Igualdade, Susana López Abella, que compareció este martes en el Parlamento de Galicia para analizar los resultados de las ayudas para víctimas de la violencia machista de los dos últimos años. En 2018, la inversión final fue de 4,6 millones de euros, que se destinaron a 583 mujeres afectadas, 166 más que en 2017, lo que representa un aumento de más del 28,5 %.

En cuanto al origen, tres de cada cuatro víctimas son españolas, mientras que el resto de ayudas fueron recibidas por mujeres de otras nacionalidades. Alrededor de un 60 % tenían algún hijo o hija a cargo. Además, 6 de las 583 víctimas lo eran también de explotación sexual. Una de las cifras más significativas es la del porcentaje de empleo en el conjunto de las mujeres que recibieron estas ayudas: solamente un 16% de ellas poseían en ese momento un trabajo fijo, por lo que estas ayudas -de entre 300 y 800 euros al mes- son imprescindibles para ellas. 

En la comparecencia, López Abella desarrolló también los resultados de estas ayudas desde su puesta en marcha en el 2006. Desde entonces, se han dedicado más de 33 millones de euros a estas prestaciones, destinadas a 4.338 mujeres. Geográficamente, las víctimas que han recibido más ayudas son las residentes en la provincia de A Coruña, que representan un 40 % del total; Pontevedra, por su parte, un 35%; Ourense, un 13 %, y Lugo, la que menos, un 11 %.