El listado de parroquias priorizadas para la prevención de incendios en Galicia sube a 70

Se incorporan las rianxeiras Leiro e Isorna por haber sufrido en marzo un incendio en el que se activó la situación 2

Incendio en Leiro (Rianxo) producido en el año 2018
Incendio en Leiro (Rianxo) producido en el año 2018

El número de parroquias priorizadas en Galicia, en las que Xunta y Fegamp consideran prioritario realizar trabajos de limpieza y prevención debido a su importante actividad incendiaria, sube desde este sábado a 70, tras la incorporación de las parroquias rianxeiras de Leiro e Isorna. Ambas se suman al listado después de que la comisión de seguimiento del convenio de protección de las aldeas haya acordado la incorporación inmediata de cualquier zona que sufra un incendio en el que se active la situación 2, es decir, en el que haya estado en riesgo algún núcleo de población. Algo que en el caso de Rianxo sucedió en el virulento fuego que el pasado mes de marzo devoró más de 1.100 hectáreas.

Con esa decisión ya no será necesario esperar a la actualización anual de priorización, si no que las áreas donde se produzcan fuegos de especial riesgo pasarán, prácticamente al momento, a ser preferentes dentro de este convenio relacionado con la gestión de biomasa. A día de hoy, ese acuerdo acumula 70 parroquias priorizadas repartidas por 35 municipios gallegos, que son las zonas en las que antes deberían realizarse por parte de Seaga los trabajos de limpieza de las franjas secundarias o de protección -los 50 metros en torno a viviendas o núcleos de población que deben estar libres de maleza y especies pirófitas- al amparo del acuerdo entre esta empresa pública, Medio Rural y la Fegamp. Un convenio al que ya se han adherido 204 ayuntamientos de la comunidad.

Retraso en el inicio de los trabajos

El citado convenio estimaba que Seaga limpiaría al menos 4.500 hectáreas de terreno repartidas en las distintas parroquias priorizadas. Esos trabajos debían realizarse entre mayo y junio pero, a punto de expirar ese plazo, las labores de desbroce no se han iniciado. Desde la Consellería de Medio Rural achacan el retraso al hecho de que son los particulares con terrenos afectados por esa selección quienes han de solicitar los servicios de la empresa pública, que cobraría un precio fijo por los trabajos de limpieza de 350 euros por hectárea. Pero, a la vez, desde la Xunta no cierran la puerta a la posibilidad de que esas tareas se realicen de oficio, aunque por el momento, y a punto de que se inicie la temporada de alto riesgo de incendio, la situación sigue sin avanzar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El listado de parroquias priorizadas para la prevención de incendios en Galicia sube a 70