Pacto político en favor de las personas que viven solas

El Parlamento encarga por unanimidad un censo y una estrategia para combatir la soledad no deseada


Santiago / la voz

En Galicia se estima que hay más de 270.000 personas que viven solas y en el año 2021, es decir, a la vuelta de la esquina, el número de gallegos en esta situación superará al de los habitantes censados en la provincia de Ourense. Se trata, sobre todo, de personas mayores que, según la diputada socialista Noela Blanco, están más expuestas que el resto a la malnutrición, a la falta de higiene personal o a sufrir robos o agresiones.

Blanco fue la autora de una iniciativa discutida ayer en el Parlamento gallego que, por primera vez, pone el foco en el diagnóstico de esta situación y hace un llamamiento político a elaborar de manera urgente, en colaboración con la Fegamp y el Gobierno de España, una «estratexia de prevención e atención» a la soledad no deseada.

Todos los grupos parlamentarios pusieron el acento en la necesidad de hacer una buena radiografía sobre las personas que viven solas en Galicia para saber cómo hincarle el diente a esta problemática. «A partir da diagnose queremos máis recursos para atendelos», dijo Noela Blanco sobre estas personas, en consonancia con lo expuesto también por las parlamentarias Noa Presas, del BNG, y Paula Quinteiro, del grupo de En Marea, que demandaron más «estudos específicos» para dimensionar esta situación y garantizar que los servicios públicos lleguen a este tipo de población.

Desde el grupo del PP, que sustenta la acción del Gobierno de la Xunta, Marta Rodríguez Arias convino en que era necesario tener más información para combatir el problema de la soledad, pero puso en valor los pasos que se han ido dando desde la Administración autonómica para mejorar la calidad de vida de estas personas. Aludió, por ejemplo, a los programas de voluntariado para acompañar a las personas solas, al servicio de ayuda a domicilio o al Xantar na Casa, que lleva una alimentación equilibrada a 1.300 personas al día.

Los matices que afloraron durante el debate no impidieron que al final se plasmara un acuerdo por unanimidad que, como primera medida, emplaza a la Xunta a elaborar un censo de personas mayores que viven solas y, en segundo lugar, a elaborar una estrategia para prevenir este tipo de situaciones.

Crece un 20% el número de personas que viven solas a partir de los 40 años

MÓNICA P. VILAR

Ya son 38.000 más que en el 2013. Sin embargo, baja el número de jóvenes que forman hogares unipersonales

Bien porque las circunstancias obligan a ello o por deseo personal, el vivir sin compañía es un fenómeno en auge. En 278.600 de los más de un millón de hogares gallegos solo reside un persona. Son datos extraídos de la Encuesta Continua de Hogares que elabora el INE (Instituto Nacional de Estadística), y que revela que en los últimos cinco años este tipo de hogares unipersonales ha crecido más de un 11 %, sumando casi 28.000 casos desde el 2013.

La subida no afecta por igual a todos los tramos de edad. De hecho, entre los jóvenes se produce justo el efecto contrario. Si en el 2013 vivían solas un total de 55.200 personas menores de cuarenta años, los datos del 2018 descienden hasta las 45.200. La caída más fuerte se registra en el tramo de 35 a 39 años, en el que cada vez más gallegos que optan por vivir con sus padres, en pareja, con sus hijos o incluso con compañeros de piso con los que no tienen parentesco.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pacto político en favor de las personas que viven solas