Las 41 nuevas oficinas de farmacia no estarán abiertas antes del 2020

Se prevé que a finales de julio salgan las puntuaciones definitivas de los aspirantes


Santiago / La Voz

El concurso de farmacias que la Consellería de Sanidade anunció en mayo del 2017, por el que la comunidad contará con 41 nuevas boticas, no estará rematado antes de finales de año, según los plazos que maneja la Administración autonómica. Esto implica que será muy difícil que ninguna de estas farmacias abra antes del 2020. En estos momentos los profesionales que optan a una oficina aguardan por el listado definitivo de puntuaciones de los méritos presentados. Esto, explican en Sanidade, podría publicarse en la segunda quincena de julio. Pero a partir de ahí faltan todavía varios plazos más. Debe fijarse un acto único de adjudicación, un día en el que todos los aspirantes elegirán, por orden de puntuación, qué farmacia quieren. A partir de ahí tienen diez días para acreditar la constitución de la garantía y cuando se publique la adjudicación definitiva, seis meses para abrir la farmacia.

Es decir, será muy complicado que una botica esté abierta al público antes del 2020, aunque los propietarios no agoten este semestre de plazo, por no decir, «casi imposible», explican los farmacéuticos consultados. En algunos casos, además, la consellería puede conceder prórroga a los titulares, aunque con carácter general tienen seis meses como máximo para abrir.

Un total de 608 farmacéuticos optan a una de las 41 nuevas farmacias, que se abrirán en localidades en las que es necesario potenciar este servicio. Muchas, en concellos limítrofes a las ciudades en los que ha crecido la población, y otras en zonas rurales como Salceda de Caselas, Vilasantar, Val do Dubra o Friol. Solo siete irán a zonas consideradas como urbanas: Arteixo, Oleiros, Narón y Ames. 

Problemas con el baremo

Una de las causas del retraso es la baremación de los méritos. Los más de 600 profesionales que optan a una de estas farmacias tuvieron que presentar la documentación que los acredita, y tras el baremo provisional fue preciso abrir un período de revisión en el que los aspirantes pudieron incluso comprobar presencialmente el material aportado y solventar dudas con los miembros del tribunal.

Sanidade anunció este concurso en mayo del 2017, aunque se convocó oficialmente más tarde. Uno de sus objetivos era precisamente ser más ágil que el anterior, que se alargó años porque se presentaron recursos que acabaron en los juzgados. Para reducir los trámites, por primera vez la adjudicación se hará en un acto único al que tendrán que acudir presencialmente todos los aspirantes. Para garantizar la viabilidad en el momento de adjudicar una farmacia, el titular deberá aportar un aval de tres mil euros que le será devuelto cuando abra la botica. 

Evitar la especulación

El acto único de elección no es la única novedad del concurso en marcha. Estas 41 oficinas no podrán transmitirse a otro profesional antes de los quince años para evitar la especulación. También, tal y como pedían los farmacéuticos, se ha dado más valor en el baremo a la experiencia profesional en botica, lo que da opciones a los boticarios adjuntos para lograr una oficina.

La tramitación de la ley de ordenación farmacéutica reduce drásticamente las sanciones a los boticarios

El pleno del Parlamento debatirá y votará mañana el dictamen de la comisión de sanidad sobre el proyecto de ley de ordenación farmacéutica. Una norma con importantes novedades, como la posibilidad de llevar medicamentos a domicilio o de abrir boticas anexas. A lo largo del período de tramitación se han escuchado demandas de la oposición y de los propios farmacéuticos, que han llevado por ejemplo a reducir el importe de las sanciones. 

Infracciones

Las leves, de 30.000 a 3.000. En el primer borrador de este anteproyecto, si un farmacéutico cometía una infracción leve podía pagar hasta 30.000 euros. No cumplir con el horario ampliado, no informar de las farmacias de guardia o entregar regalos con un precio inferior a los 15 euros son catalogadas infracciones leves. El nuevo texto reduce este máximo de 30.000 a 3.005 euros. Las graves pasan de 90.000 a 15.025, mientras que el tope de las muy graves se sitúa en los 601.000 euros, y no en el millón como recogía el texto inicial. Modificar este capítulo de sanciones era una reivindicación de los colegios farmacéuticos. 

Últimos cambios

Se limita la atención domiciliaria. Las últimas enmiendas incorporadas en comisión parlamentaria limitan la posibilidad de que una farmacia lleve los fármacos a domicilio en el caso de pacientes crónicos y dependientes a las cinco boticas más próximas de la vivienda del enfermo, salvo que este pida expresamente otra. Esta enmienda socialista quiere evitar que los establecimientos más grandes acaparen negocio. También se ha establecido la obligación de que las farmacias de guardia tengan mecanismos de seguridad. 

La objeción de conciencia

Se mantiene. El dictamen mantiene la objeción de conciencia para los profesionales de farmacia, siempre que no afecte a los derechos de salud de los ciudadanos. Tanto BNG como En Marea piden eliminar este artículo.  

Evitar la especulación

Quince años sin traspaso. El primer texto de esta ley incorporaba ya importantes novedades, como la posibilidad de poner en marcha boticas anexas; la ampliación de tres a quince años del período en el que el titular de la nueva farmacia no puede traspasarla para evitar especulaciones; que los propietarios no tengan que buscar un relevo a los 70 años o fomentar que las boticas sean establecimientos sanitarios y no meramente comerciales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Las 41 nuevas oficinas de farmacia no estarán abiertas antes del 2020