Ni Suiza ni Argentina, esta es la quinta provincia gallega

Más de 75.000 gallegos llegaron a vivir en el País Vasco donde se abrió el primer centro de Galicia de Europa

;
Ni Suiza ni Argentina, esta es la quinta provincia gallega En Bilbao la tercera lengua más hablada es aún hoy el gallego

Enviada especial a Bilbao

Una esquela dio la primera pista. Los apellidos de la fallecida, el lugar en el que se había colocado. Dos vecinos que no iban a coger el autobús, pero pararon en la marquesina, resolvieron las sospechas. En gallego, conversaban sobre la difunta. Él era de Ourense y ella de Lugo. Para rematar la faena, el conductor del Bilbobús que sube cada 15 minutos desde Masustegi a las faldas del monte Caramelo tiene padres de Melide. Todo esto a 800 kilómetros de Galicia, en Bilbao. El distrito en cuestión tiene historia. Para los bilbaínos es el «barrio de los gallegos». En las laderas de este monte con vistas al estadio de San Mamés se instalaron de forma casi clandestina miles de gallegos entre las décadas de los 40 y 50.

Exportar feísmo

«Isto estaba baleiro e aquí nos metemos. Construíamos as casas de noite, entre todos. Comezabamos polo teito. Unha vez pechadas, non podían botarnos», recuerda Mercedes Carreira. Vive en lo alto del monte. El jardín está presidido por el viejo arado al que tanto uso le dio de jovencita en Vila de Cruces. «Cando iamos de vacacións a Galicia, os xefes pedíannos que trouxeramos máis galegos», presume. Desde su terraza se contempla el enjambre de viviendas en distintas alturas, colores y materiales que es Masustegi. «Eramos moi traballadores, pero un pouco brutos. Algo de feísmo pode ser que exportaramos», dice sonriendo.

Cando iamos de vacacións a Galicia, os xefes pedíannos que trouxeramos máis galegos
Mercedes fue una de las primeras en instalarse en el «barrio gallego» de Masustegi (Bilbao)
Mercedes fue una de las primeras en instalarse en el «barrio gallego» de Masustegi (Bilbao)

Como unos «okupas», confiesa, comenzaron en Bilbao. Su generación ­­-ella se vino en el 56 con 20 años- pertenece a la tercera oleada migratoria. La que hizo que en la década de los 70 más de 75.000 personas de origen gallego residieran aquí según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Hoy son algo más de la mitad: 41.978.

Solo Castilla y León y Extremadura superan a los gallegos en presencia en Euskadi. «Moitos marcharon ao xubilarse. Nós tiñamos alá un terreo, pero o meu marido morreu e quedei aquí cos fillos», explica Mercedes.

Masustegi no es hoy tan gallego ni tan clandestino. «Levantaron sus casas sobre una cantera abandonada. El Ayuntamiento acaba de comprar los terrenos y ahora están legalizados», dice Asier Abaunza (PNV), coordinador de Políticas de Desarrollo Urbano de Bilbao. La comunidad gallega, admite, siempre fue reconocida en la ciudad. «Aportaron a plusvalía da súa forza de traballo», destaca Xosé Estévez. Este vecino de Quiroga fue profesor de Historia en la Universidad de Deusto y ahora preside una de las trece entidades gallegas que salpican el País Vasco, el Fato Cultural Daniel Castelao.

Os galegos aportaron a plusvalía da súa forza de traballo

Galego: tercer idioma

«O galego segue a ser hoxe a terceira lingua no País Vasco. Fálano máis de 42.000 persoas», subraya Estévez. La primera llegada masiva fue a finales del siglo XIX. La industria siderúrgica, con los Altos Hornos de Vizcaya, el imán migratorio. En Baracaldo, a 13 minutos en coche de Bilbao, está el Centro Galego de Bizkaia. Abrió en 1901 y es el más antiguo de Europa. El segundo más añejo del mundo, solo superado por el de Uruguay. «Foi Castelao o primeiro en acuñar o termo da ‘Quinta provincia’. Chamoulle así antes da Guerra Civil a Trintxerpe, o barrio de Pasaia (Guipúzcoa) no que vivían miles de galegos e do que saíu o Batallón Celta», detalla el historiador.

galegosbilbo.Pepe Casal (derecha) conversa con un vecino de As Pontes junto al Teatro Arriaga. Casal fue el presidente de la Irmandade Galega de Centros Galegos en Euskadi, que aglutina a 13 colectivos de Bilbao, Sestao, Santurce, Ondárroa o Ermua. Este año, del 13 al 15 de septiembre celebran el Día de Galicia en Euskadi
Pepe Casal (derecha) conversa con un vecino de As Pontes junto al Teatro Arriaga. Casal fue el presidente de la Irmandade Galega de Centros Galegos en Euskadi, que aglutina a 13 colectivos de Bilbao, Sestao, Santurce, Ondárroa o Ermua. Este año, del 13 al 15 de septiembre celebran el Día de Galicia en Euskadi

Los gallegos y el PNV

«O lendakari Ardanza non se perdía o Día de Galicia en Euskadi. Recibíanos en Ajuria Enea. Abraiábao a nosa capacidade de convocatoria. Pensaba que nos podía gañar vindo. Coido que non somos tan fáciles de convencer», cuenta José Manuel Casal. Pepe, de As Pontes, fue director de la extinta Caixa Galicia de Bilbao. También secretario xeral de la Federación Mundial de Centros Gallegos y presidente de la Casa de Galicia en Bilbao. «A máis importante do mundo», exclama Casal. 

«Xa teño algo de bilbaíno, por iso de esaxerar, pero así foi .Tiñamos un orzamento de mil millóns de pesetas, un caserío, explotación gandeira, bingo, dous restaurantes, e unha revista cultural», enumera José Manuel. La efervescencia se ha ido apagando. La Casa de Galicia, que ha estado en obras, «non é o que era».

O galego segue a ser hoxe a terceira lingua no País Vasco
Galegosbilbo.Davide Cabaleiro dirigió «Sitio Distinto», el documental sobre la presencia gallega en el País Vasco desde hace 120 años y en el que participaron políticos como Iñaki Anasagasti. La realidad que descubrió este coruñés cuando emigró por motivos académicos a Euskadi hace 9 años fue su «leitmotiv»
Davide Cabaleiro dirigió «Sitio Distinto», el documental sobre la presencia gallega en el País Vasco desde hace 120 años y en el que participaron políticos como Iñaki Anasagasti. La realidad que descubrió este coruñés cuando emigró por motivos académicos a Euskadi hace 9 años fue su «leitmotiv»

Los mayores retornaron y los jóvenes se integraron. «A pegada cultural quedou. Non só nas esculturas de Castelao e Rosalía», defiende Xosé Estévez. «Véxoo incluso no plano gastronómico. Cando cheguei de Quiroga aquí ninguén comía pulpo, nin empanada. Hoxe atópalo en todos os bares de Trintxerpe (Guizpúzcoa)», asiente Estévez.

«Pasou tamén á inversa. Os galegos eran pouco reivindicativos. En contacto cos vascos, cambiaron», dice Davide Cabaleiro. Tiene 35 años, es de A Coruña y desde hace 9 años vive en Bilbao. En el 2017 dirigió el documental Sitio Distinto, dedicado a la comunidad gallega. «Aquí tomaron conciencia das súas orixes», dice Davide. Pepe Casal asiente: «Pero se aquí falamos máis galego ca na Coruña!». ¿Va con retranca? «Por suposto».

Aquí tomaron conciencia das súas orixes

Esto lo encontrarás en Vitoria, pero no en una ciudad gallega

Mila Méndez
;
Y los vascos hicieron realidad la Ámsterdam española en Vitoria La «Green Capital» presume de anillo verde y movilidad mientras trata de corregir los excesos del bum urbanístico

Sus habitantes presumen de limpieza, movilidad y espacios verdes, uno a 250 metros de cada portal

A las cuatro de la tarde la plaza de la Virgen Blanca es un hervidero. Gente paseando, abuelos que se protegen la cabeza con la tradicional boina vasca charlando, jóvenes que salen de trabajar en bici y muchas sillas de ruedas. Este es, tal vez, uno de los aspectos que más llama la atención de Vitoria. «Gente mayor en silla de ruedas hay en todas las ciudades. En esta salen de casa porque pueden», aclara Luis Andrés Orive, el director del Centro de Estudios Ambientales (CEA), clave en el desarrollo medioambiental y en el plan de movilidad. Su madre, desvela, es un ejemplo. Los problemas de movilidad no le impiden disfrutar de la tarde. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Ni Suiza ni Argentina, esta es la quinta provincia gallega