Pili Pampín: «Ahora es todo chunda-chunda»

¿Qué zona de Galicia es la más fría en las verbenas? ¿Qué canciones siempre funcionan? ¿Qué bailan los matrimonios? La popular cantante lo sabe y lo cuenta


Pili Pampín (Rois, 1971) es una mujer de rompe y rasga. Me ofrece respuestas cortas y contundentes en una cafetería de Cacheiras (Teo) donde conversamos en presencia de su marido, que interviene de vez en cuando. Entre los dos completan una auténtica enciclopedia de la verbena y la música popular gallega, que no es poco decir.

-¿Qué está haciendo ahora?

-Estamos con las galas de verano por toda Galicia, los viernes en Luar y estamos grabando un programa para TVG que se llama A liga dos cantantes extraordinarios. Allí compiten los cantantes de las mejores orquestas del panorama gallego.

-¿Usted compite?

-No, yo estoy en el jurado con Lucía Pérez, Lito Panorama y Mon Monoulious. Somos cuatro generaciones y yo represento a la bancada de los abuelos y les pido temas de Rocío Jurado, Juan Pardo, Manolo Escobar...

-Ya veo. No cambia de repertorio.

-No, no. Yo sigo con mi copla, mis boleros, mis rancheras, la música popular gallega, por supuesto. En eso se basa mi espectáculo.

-¿Y no está eso un poco de capa caída frente a las orquestas que llevan una oferta más latina?

-La clásica verbena tiene que ser con la orquesta de siempre, que toca pasodobles, rancheras... Las grandes orquestas mucho chunda chunda pero... ¿y los matrimonios? Ahora es todo chunda-chunda y con eso no se animan a bailar nada. Lo que es cierto es que llevan unos espectáculos impresionantes.

-Cambió mucho esto de las orquestas.

-Mucho, aunque yo creo que se están pasando. Algunos se meten en berenjenales espectaculares y luego no pueden salir. Hay demasiadas orquestas y quizás no hay trabajo para tantas.

-Hace 25 años la gente iba a las verbenas y no bailaban.

-Hay zonas donde cuesta más que bailen. En la zona de Lugo, por ejemplo, son muy fríos. Pero en Ourense es espectacular. Y en la costa.

-¿Qué es lo que siempre funciona en una verbena?

-Una buena ranchera o un buen pasodoble.

-¿Los hay malos?

-A mí me gustan todos, ja, ja.

-¿Cómo empezó en este mundo?

-Mis padres tenían un restaurante, que se llamaba Pampín, y a mí me gustaba cantar cuando había alguna celebración. En una de esas estaba el director de la Orquesta Compostela, le gusté y me propuso grabar algo. Yo me lo tomé a cachondeo, pero insistió, vino a hablar con mis padres y grabamos un disco con canciones gallegas. Lo lanzamos en septiembre del 2001 y fue un exitazo, la verdad.

-¿Y sus padres...?

-Estaban un poco recelosos, pero como yo tenía tanta ilusión por cantar...

-Usted tiene dos hijas.

-De 17 y 11. Les encanta la música.

-¿Les ve futuro?

-De momento, que estudien y cuando sean mayores ya veremos qué deciden.

-¿Cual diría que fue su mejor noche?

-¿En plan artista?

-Sí, claro.

-Pues quizás una en Buenos Aires. La primera vez que fui. Se quedó mucha gente fuera esperando. Me esperaban con tanta expectación que por poco no salgo a cantar. Y fue maravilloso, inolvidable.

-¿Se sigue poniendo nerviosa en el escenario?

-Cada vez que me subo soy la persona más nerviosa del mundo. También digo que el día que no los sienta me dará igual todo.

-¿Por qué cree que en Galicia hay tantas orquestas, tantos músicos?

-Porque somos muy pachangueiros, nos gusta mucho la verbena y pasárnoslo bien.

-¿Es usted feminista?

-Psssee.

-¿Psssee o sí?

-Psssee. Si estuviera mi hija aquí... ¡mi madre querida!

-Defínase en cuatro palabras.

-Leal, buena amiga, responsable y honesta.

-¿Qué le gusta hacer cuando tiene tiempo?

-Me gusta dormir, es lo que mejor hago.

-¿Duerme mucho?

-Unas diez horas al día. Y porque no me dejan once.

-¿Cocina?

-Me encanta cocinar. Hago la cena todos los días.

-¿Qué canción le cantaría a Feijoo?

-O galo cando canta é día.

-¿Y a Pedro Sánchez?

-Olvídame y pega la vuelta.

-¿Le interesa la política?

-No, no me gusta nada.

-¿Celta o Dépor?

-Celta, aunque a él no le guste [señala a su marido]. Pero tengo muchos amigos en el Dépor, ¿eh? Donato es un buen amigo.

-¿Tatuajes?

-No, ni me gustan.

-¿Qué le resulta repugnante?

-La falsedad.

-¿Qué se le da mal?

-Bailar.

-¿De qué se arrepiente?

-De no pasar más tiempo con mis hijas. La verdad es que llevo ya once años sin vacaciones.

-Elija una canción.

-Y sin embargo te quiero, de Marifé de Triana.

-¿Qué es lo más importante en la vida?

-La salud.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Pili Pampín: «Ahora es todo chunda-chunda»