La dirección del PSdeG atribuye la caída del secretario general de Lugo a su pérdida de apoyos

c. p. VIGO / LA VOZ

GALICIA

Rafael Arangüenza, a la izquierda, junto a Gonzalo Caballero y Leiceaga
Rafael Arangüenza, a la izquierda, junto a Gonzalo Caballero y Leiceaga

Constata que hay una nueva correlación de fuerzas en el partido que debe reflejarse en la Diputación

19 jun 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

La dirección del PSdeG trata de restar trascendencia a la crisis abierta en Lugo, pero estima que esta se produjo por la constatación de una nueva correlación de fuerzas en el partido. Fuentes de la dirección socialista gallega alegan que el secretario general provincial dimisionario, Álvaro Santos, puso en evidencia su inferioridad al organizar una votación no vinculante para comprobar el apoyo que tenía cada uno de los aspirantes del partido para ser diputado provincial en la Diputación. «Los candidatos que él avaló perdieron en todos los partidos judiciales y ganaron los que apoyan a José Tomé», apuntan las fuentes consultadas en referencia a la candidatura del alcalde de Monforte a la presidencia de la Diputación de Lugo, en detrimento de Darío Campos, actual titular de la institución provincial y que pretendía continuar en el cargo con el apoyo de los líderes de la cúpula socialista lucense.

Derrota global

La dirección del PSdeG indica que los resultados de dicha consulta promovida por Santos arrojó un resultado de 64 votos de 86 posibles a favor de los diputados afines a Tomé en el partido judicial de Lugo; 18 de 25 en Chantada; 22 de 33 en el de Monforte; 13 de 18 en A Fonsagrada y un saldo mayoritario también en el partido de Vilalba, si bien indican que la votación allí se produjo antes de que se hiciese pública la disputa por el liderazgo de la Diputación. «Con esos datos habría perdido la ejecutiva provincial que tendría que haber convocado para este semana», abundan integrantes de la dirección gallega del PSdeG.

La pugna abierta abocaba a un cisma en la dirección lucense, pues en ella estaba inmersa Santos como secretario general provincial y José Tomé como vicesecretario.