Así es Xosé Sánchez Bugallo: un todoterreno presto a inyectar su hiperactividad

El alcalde de Santiago promete negociar los grandes asuntos con la oposición

Bugallo, na praza do Obradoiro, a carón de varios grupos de peregrinos descansando
Bugallo, na praza do Obradoiro, a carón de varios grupos de peregrinos descansando

santiago / la voz

Hijo de un ferroviario, concejal de Tráfico con Xerardo Estévez y correcaminos en su corta etapa como jubilado, la trayectoria vital y política de Xosé Sánchez Bugallo (Teixeiro, Curtis, 1954) va ligada a la movilidad, por eso no hay adjetivo que mejor le case que el de todoterreno, y está dispuesto, a sus 65 años, a inyectar esa hiperactividad suya a la ciudad.

Los últimos años, fuera ya de las responsabilidades municipales, los dedicó a caminar por Santiago y a recoger las demandas que recibía de todos los vecinos con los que se paraba a hablar. Todo ello lo apuntó en sus libretas. «Prométolles que nunca antes na miña vida tomara tantos apuntes», reconoció ayer en el discurso de su toma de posesión.

Cuando a finales del 2016 se jubiló, aseguró que era solo un descanso laboral, pero que no iba a dejar la política. «Agora estou en excelente forma e debo estar dispoñible e tamén disposto», advirtió. Así que se dejó querer. Lo estaba deseando, en realidad. Y si bien se hizo un poco de rogar cuando su familia socialista lo llamó de nuevo con el objetivo de recuperar para el PSdeG la alcaldía de Santiago, dijo que sí. Y se mostró dispuesto a dedicar los próximos cuatro años en cuerpo y alma, las veinticuatro horas del día, a la ciudad que lo acogió de niño y con la que compartió vicisitudes en las cuatro últimas décadas.

Bugallo es consciente de que la ciudad que le confió ayer de nuevo el bastón de mando no es la que gobernó en los 90 ni, mucho menos, la que dejó en el 2011. Pero cree que si a él se le dio una nueva oportunidad, la vieja Compostela también la merece.

A su predecesor, Martiño Noriega, le reprocha haber dejado adormecer en los últimos cuatro años a la urbe que es capital de Galicia y referente internacional. Con ese rejuvenecimiento que le dieron las urnas, él está dispuesto a recuperar el tiempo perdido, con el próximo Xacobeo como punto de partida. Lo hará negociando con la oposición y con otras administraciones sin mirarles mucho el color político. Bugallo, on the road again.

SU PRIORIDAD: COMISIÓN DEL AÑO SANTO

Sánchez Bugallo espera tener este mes la comisión de trabajo preparatoria del año santo 2021, para la que cuenta «co apoio e a colaboración» de todos los miembros de la corporación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Así es Xosé Sánchez Bugallo: un todoterreno presto a inyectar su hiperactividad